StatCounter

miércoles, 18 de febrero de 2009



PREGUNTA SIN RESPUESTA



Reptando sobre mi carne
el rastro de tu espuma.
Despojo de tu sal,

ritual de un océano.


Puedes leer el libro
de mis picos de locura,

sabes de la cuota leve
que le exijo a tu lengua,
del pulso firme
al perfilar esa meta.

Tiembla el vino en la copa
ante una visión de ternura,
arde
con este incendio de pieles.

¿Te acuerdas cuando querías
de la nada mi nombre?
Cuanto te respondí
desde entonces.

Saboreas mi muerte,
renacida cada noche
en el arco de tus piernas,
también sufres mi vida,
la que jamás tocas,
la que no distingue
el límite del secreto.

Cuánto
de tantas respuestas
te abrieron mis templos en ruina.

Esperando tu calor
en esos inicios sin aire,
pregunto
si mi sangre alcanzará
para todo este destello.

No hay comentarios: