StatCounter

domingo, 14 de junio de 2009

NO ME SIRVE UN VERSO

Desde atrás de un poema te acaricio
con un hálito tan profundo
que no pueden salir las palabras a atraparte.

Solamente me sirve la mudez
para que este respiro no tiemble con tu esencia,
para que no llegue un sonido y me despierte.


1 comentario:

Horace dijo...

...y si es preciso, cerraré los ojos
para que el brillo de mis pupilas
no asuste a la sombra
de tu presencia ausente.