StatCounter

lunes, 12 de octubre de 2009

Compilación de tres siglos de nostalgia.




Este poema es para ti,





arco de luminiscencia,




en la estación de tu palabra




sorbió el nido su erupción.










Lo hiciste bien,




incendiario y luchador,




tu aliento no suelta la lava




y tensa mis marfiles.










No morirá




ni un segundo de la escena,




nuestro equilibrio en los puentes




que eran del agua perpetua,




del oro,




del estandarte,




casi del beso infinito.










Ahora estamos lejos,




al fin, como siempre,




perdidos.










Tú dices que eres feliz.










Yo miro los arcos doblarse




y la tarde arrodillada.

6 comentarios:

trendeotonyo dijo...

Muy buen trabajo, Clara. Felicidades. Admiro tu arte.
Besos desde mi bahía.

La abuela frescotona dijo...

en la pérdida siempre hay uno que pierde mas,esta el que se va y el que sufre...

Silvia E Pérez Cruz dijo...

Clara... ni uno, ni dos... tres siglos de ausencia. Preciosísimas letras, con tu sello inigualable. Abrazos,

Clara Schoenborn dijo...

Pedro: Tus palabras son mi premio mayor. Gracias y besos.

Abue: gracias por tu presencia,la aprecio mucho. Bueno, en esta historia creo que no pasó eso, creo que ambos se fueron. Besos.

Mi querida Silvia: me haces reír, a veces parecen tres milenios..¿Te acuerdas del poema "nostálgico"que te mostré? Lo mandé al bote de basura y escribí éste. Me alegro te haya gustado.Besos.

Antonio dijo...

¿Sabes por que se de lo cierto de tus versos? porque nos muestras en lo más intimo nuestros propios sentimientos.

Clara Schoenborn dijo...

Antoñito: puede ser. Siempre queda la nostalgia marcando el camino del fuego, a todos nos ha sucedido. Besos.