StatCounter

domingo, 11 de octubre de 2009

EL ESLABÓN PERPETUO





Materia de la vergüenza



facsímil de la barbarie,


de la miseria blanca.






Dónde quedó la herida,


dónde la lágrima,


dónde el hedor,


la muerte.






Con qué justicia se aplacará la rabia,


qué música contendrá el grito,


qué voz repondrá el dialecto.






Para siempre los paisajes,


los abrazos y los dioses,


los tambores y los bailes,


para siempre en el olvido.






El tiempo es uno solo,


- estación de partida-


el tiempo es uno solo,


-estación de cadenas-.


5 comentarios:

Daniel dijo...

La culpa es de la miseria humana, para que haya poder debe hacer sometido, una es consecuencia de la otra.
Excelente tu grito estimada Clara.

Un abrazo

trendeotonyo dijo...

Estoy de acuerdo con Daniel, Clara. Es un magnífico poema con un final fuerte. ¿Cuántas veces el hombre ha sido lobo para el hombre? ¿Hasta cuándo le daremos la razón a Hobbes?
Besos desde mi bahía.

La abuela frescotona dijo...

el sufrimiento del hombre por el hombre es tan viejo como la humanidad,es inherente al hombre la debilidad ,el poder es su fruto...

Chiqui Abreu dijo...

Me sumo a tu grito, querida amiga, excelente!!!

Clara Schoenborn dijo...

Daniel: qué bueno que hayas venido estos días.Toda la razón llevas. La riqueza surge de la explotación. Besos.

Pedro: creo que jamás dejaremos de darle la razón, porque el hombre lleva un gérmen de poder que es demasiado difícil de controlar. Pero bueno, resignarse a ello sería un suicidio. Gracias y besos.

Abue:quien sabe hasta cuándo la historia siga siendo la misma. Tal vez no olvidar el daño hecho sea parte de no caer siempre en lo mismo.

Chiqui: gracias. Es una alegría verte entre mis letras. Besitos.