StatCounter

domingo, 22 de noviembre de 2009

AMANECER CON LUZ



Despertar a tu lado





tiene las puntadas con las que se ata el agua



y entra la luz en la sangre con poder de alianza;



tal parece que las pieles firman pactos,



entre voces y terciopelos.



Busco en tus brazos las claves del pálpito,



los velos flotantes que arman mi frontera,



al tiempo que me funden, me signan de rugido,



y edifico planicies en las astillas del caos.







Despertar a tu lado



rearma los renglones del imposible,



te miro en el derrame mudo de tu trance,



como visión de luz, encantamiento y dicha.







Entre giros de pájaros convulsionados,



mis ansias se acomodan en el esbozo de tus dedos,



despierto a tu lado,



con la temperatura que desmenuza la avidez,



despabilada en un sueño que desanda el tuyo.



11 comentarios:

Óscar dijo...

"mis ansias se acomodan en el esbozo de tus dedos"

Me ha gustado especialmente este verso, tal vez, en parte, porque siento debilidad por el verbo esbozar. Es un muy poema muy tierno con unas imágenes sutiles y delicadas, como dan fe esos "pálpitos" y "velos flotantes". Es hermoso despertar así, rebosante de amor. La imagen parece una variación del famoso beso de Klimt.

Saludos, Clara.

José Antonio dijo...

Me encantan las metáforas que utilizas, consiguen transportar.
"puntadas con las que se ata el agua...", qué maravilla.
Un placer leerte.
Un fuerte abrazo.

salvadorpliego dijo...

Geniales imágenes que nos llevan al vuelo y la imaginación. Te felicito.

Un fuerte abrazo.

Daniel dijo...

Exqucitez absoluta; solamente por destacar dos verso:
Despetar a tu lado rearma los renglones del imposible.

Una maravilla mi querida Clara. Me llenas de paz con ella.

Un fuerte abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias Óscar. A mí también me encanta ese verbo, en general todos los que sean muy sonoros. Aprecio la meticulosidad con que comentas mis escritos. Un abrazo fuerte.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias José Antonio. Bueno ya te conté las historia de este poema, pero no dejo de agradecerte tu presencia aquí. Un abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

Me honras con tu visita Salvador. Gracias y un abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

Daniel: gracias, me alegra que mis escritos te causen paz. Un abrazo grande.

La abuela frescotona dijo...

en el lenguaje de los cuerpos , las pieles son la encargadas de abrir el paso a la pasión....

Clara Schoenborn dijo...

Gracias abuela por tu comentario. Tienes toda la razón, no hay como el lenguaje de la piel. Un abrazo.

reltih dijo...

qué delicia leerte, me maravillaste!!!
besos