StatCounter

sábado, 28 de noviembre de 2009

CONVALECIENTE



De infierno y sueño,


entre cimbrones del cuerpo,

ha de arribar la coordenada calma.

Todo pasadizo tiene extremidades,

ensenadas que esperan.



Yo le leí.

Tomé de su queja los riscos,

se lastimaron mis vertientes.



Bien supe la inutilidad de todo.



Aún así,

traigo bálsamos reverdecidos,

(las palabras siempre se atreven).

Aquí le dejo el milímetro encantado,

tránsito de energía

invocando el renacer.

 
 

9 comentarios:

José Antonio dijo...

Me ha gustado mucho el poema. Parece que la inspiración pide paso.
Un abrazo, Clara.

La abuela frescotona dijo...

Renacer...es la luz del alba que llega, el volver a ser. querida Clara tu poesía, deja en mi cada vez que la leo, sensaciones,estados de ánimo,las leo y releo, regreso a tu blog por que me quedo pensando en ellas, gracias por compartir ...

Óscar dijo...

Las palabras pueden ser balsámicas (cuánto me gusta este vocablo). No podías acabar el poema con una más esperanzadora. Me ha gustado, por lo misterioso, este verso: "Todo pasadizo tiene extremidades".

Un abrazo, Clara.

Clara Schoenborn dijo...

José Antonio:Gracias por tus palabras. Bueno, esa inspiración es forzada, o por lo menos ejercitada forzadamente, casi a diario y por disciplina propia. Un abrazo y gracias de nuevo amigo mío.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias abuela: me enorgullece lo que me escribes. Yo también acudo a tu blog para leer tus historias mágicas que me transportan y me hacen volar . Un beso.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias Óscar. Me alegro mucho que te haya complacido leerme. Un abrazo fuerte.

Silvia E Pérez Cruz dijo...

Clara, es precioso este poema. Me encanta como hilvanas con tanta fuerza las palabras y dibujas imágenes preciosas. Abrazos,
Silvia

Clara Schoenborn dijo...

Gracias Silvita. amiga mía.Tu presencia es como un sol en este sitio. Un abrazo.

Daniel dijo...

Los pasadizos de la vida y sus extremos opuestos; se puede nivelar la existencia?
Me ha encantado tu poesía y la palabra renacer encierra mucho.

Mi cariño.