StatCounter

martes, 17 de noviembre de 2009

DESFILE NOCTURNO DE INCENDIOS



Cae la noche,




con ella subo a los entrepaños del tiempo que cargan mis amores,



esos vitrales teñidos de besos y resquebrajados en lágrimas.







No se adaptan las sombras a una página en blanco,



solamente cuando comparece de nuevo la luz



desaparece el péndulo insistente entre certezas tránsfugas.







Mientras tanto, en la porfiada penumbra,



tantas caricias superpuestas en lo tabernario del olvido



se disuelven en escamas alienadas.







Entre dialécticas enardecidas llamo a mis pasiones,



dramatizo el silencio con su exaltación,



hago regresar el cielo



a las tardes escarlatas en que la piel fue vehemencia



para luego retornar súbitamente a la oscuridad,



a las manos disgregadas,



a la ambigüedad de un desteñido.



10 comentarios:

Óscar dijo...

La noche es hermana de Mnemósine. Nos hace recordar incluso lo que no queremos. Me gusta tu acervo poético, expresiones como "en lo tabernario del olvido" o "en que la piel fue vehemencia".

Saludos, Clara.

NADLI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NADLI dijo...

Hola mi linda Clara, sabes... El poema, no pudo ser más contundente porque más de allí no se puede. Aunque en un momento el fuego nos ilumine el deseo, siempre existirá un regresar un poco oscuro.... Sin embargo, no hay que agotar las esperanzas de volver a repetir, ese destello que sintió el ser.

Un gusto leerte madre mía.

Besos cósmicos!!!!

Clara Schoenborn dijo...

¡Gracias Óscar! Son visiones que me llegan cuando voy a escribir un poema.Me imagino muchas veces situaciones propias o ajenas, me gusta hacerlo. Un abrazo.

Clara Schoenborn dijo...

¡Mi querida Naty! ¡Hijita adoptiva! Gracias por esas palabras. Qué te digo...cuando pasa el tiempo son tantas las vivencias que no caben en el rincón del olvido. Besitos de corazón para ti.

Chiqui Abreu dijo...

El cierre lo dice todo, es genial!
Besotes y Feliz Cumple, amiga!
Chiqui.-

Daniel dijo...

Volver a leerlo en la intimidad de tu casa, resalta aún más la calidad de tus letras. Se siente el ritmo pausado de tu corazón en ellas.

Besos mi estimada amiga.
Mi admiración.

José Antonio dijo...

Un poema muy profundo, amiga Clara. Me ha encantado y cómo en un buen poema no se puede expresar lo que uno ha sentido al leerlo, pues no lo expreso. Muy buenas imágenes oníricas, y un final contundente.

Clara Schoenborn dijo...

Sabes Daniel: eres muy generoso de comentarme aquí y allá, y además con palabras tan bellas. Un beso.

Clara Schoenborn dijo...

¡Gracias José Antonio! Aunque me hubiera gustado saber tus sentimientos. Un abrazo.