StatCounter

sábado, 26 de diciembre de 2009

EN EL PUERTO



Ya que has llegado,


me rasgaré esta piel

para hacer un traje que sea tu nido,

no hagas caso de mi temor

que yo lucharé contra mi espanto.



Ven cariño,

que estos días han sido hechizo por tu retorno,

brebaje minucioso del recuerdo,

magia que aparecerá en tu pecho

-el cuenco de mi paz-.



Bienvenido seas al rescate.



De todos los naufragios,

estas manos son tu orilla.


14 comentarios:

Silvia E Pérez Cruz dijo...

Clara, la magia del puerto, la atrapas en cada verso de estas letras. Es tiernamente apasionado.
Un abrazo grande,
Silvia

José Antonio dijo...

Vaya, Clara, un poema muy acogedor, dar ganas de hacerse un ovillo y dejarse arropar.
Muy grata la lectura.
Un beso fuerte.

Paco Alonso dijo...

Excelente poema, ideal para mi primera visita a tu espacio.
Te enlazo para seguirte mejor.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Óscar dijo...

"De todos los naufragios,
estas manos son tu orilla."

Qué gran cierre para un sutil y elegante poema, que se mece en la imaginación del lector como un cendal atado a la muñeca. También quiero destacar la cálida belleza de los tres primeros versos:

"Ya que has llegado,
me rasgaré esta piel
para hacer un traje que sea tu nido"

Echaba de menos tu poesía. Es un placer volver a leerte. Un abrazo y Feliz Navidad, Clara.

reltih dijo...

preciosidad de poesía, toda la magia de los sentimientos. me encanta venir aquí.
besos

Clara Schoenborn dijo...

Gracias querida Silvia. Tus visitas me alegran inmensamente.Abrazos.

Clara Schoenborn dijo...

Mi querido José Antonio: ven para acá ovillito, pero no respondo si te quema la arropada. Abrazos de fin de año.

Clara Schoenborn dijo...

¡Paco! ¡Bienvenido, ojalá te quedes por mucho tiempo en esta casa! Ya pasaré por la tuya a visitarte con calma. Gracias por tus palabras de apoyo.Abrazos.

Clara Schoenborn dijo...

¿Sabes Óscar? En este poema quise dejar a un lado lo académico y permitir que fluyera más lo emocional y me gustó el resultado. Me alegra mucho que a ti también te haya complacido y leer esas palabras tan dedicadas. Abrazos afectuosos.

Clara Schoenborn dijo...

¡ Gracias Reltih! Y a mi me encanta que vengas y leer tus comentarios. Un abrazo.

La abuela frescotona dijo...

Que sublime entrega de amor, que dulce recibimiento al amor que llega.

Clara eres mujer de números, segun tu perfil, pero..., que bien dibujas tus letras, como me gustan tus contenidos.
un abrazo amiga

Clara Schoenborn dijo...

Ay abuela.. quisiera ser mujer de una sola cosa, pero soy de todo, buceadora de todas las aguas en donde me dejan entrar. Gracias y besos con cariño.

Daniel dijo...

La magia de tu poesía que siempre sale al rescate de la piel y los sentidos.
Gracias siempre por tu poesía.

Mi cariño.

Ranita Azul dijo...

Piel que se abriga en otra y se hace nido.
Un bello poema que deja el sentir de alguien que ha madura lo suficiente para sentir lo que realmente desea.

Un abrazo.

Elisa