StatCounter

martes, 8 de diciembre de 2009

LA TARDE DEL ADIÓS


























La tarde del adiós



llegó como lámina,



como horca,



como súbito espanto frente al sol.







Vino a descomponer las mareas,



a que la lágrima domara la inquietud.







La tarde del adiós



se empecina en la cadena del respiro,



y brota sus tentáculos como génesis de herida.







Implacable diálogo de distancia,



la tarde del adiós



aspira tu beso y tus manos



y arrodilla su vacío.


10 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

La tarde es el adiós del día,es triste. El adiós de un amor, vacía el Alma y es la muerte de la ilusión. abrazos de navidad para ti, querida amiga.

reltih dijo...

guau, cómo haces para ir llevándolo a uno por tu sendero. me encantó tu escrito.
besos

Óscar dijo...

Me ha encantado este verso: "a que la lágrima domara la inquietud". Espero que tus tardes discurran por el camino de la promesa y no contengan adioses.

Un abrazo, Clara.

José Antonio dijo...

Uf, cúanta melancolía, a ver cómo me la quito yo ahora de encima. Suerte que ese adios es sólo de una tarde, hoy ya es otro día.
Un placer, Clara.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias abuela:me alegra mucho tu presencia y yo te respondo ese abrazo navideño con otro largo y apretado, de viejas amigas.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias Reltih; compatriota querido. Eso que me escribes me deja más que conmovida y satisfecha por mi trabajo. Un abrazo grande.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias querido Óscar, también por tus buenos deseos. Gracias a la vida tengo muchas ilusiones que son grandes y buenas y que alcanzan para que los vacíos se hagan más llevaderos.Un abrazo de corazón.

Clara Schoenborn dijo...

Ay José Antonio; me fascina tu sentido del humor. !Hoy es un nuevo día! Gracias a la vida. Besos.

Chiqui Abreu dijo...

Wow, esas ilusiones que caen vencidas por la ausencia.
Hermoso poema, querida Clara, maravilloso!
Besos,
Chiqui.-

Clara Schoenborn dijo...

Gracias mi Chiqui. Un abrazo com avalancha para ti.