StatCounter

miércoles, 2 de diciembre de 2009

PLIEGO DE CARGOS




Me hubiera gustado desandar planetas,


haberme alejado de las aristas y de las líneas,

que las rutas se hubieran cruzado en universos

y haber dejado que las respuestas

conquistaran mi interminable ruego.



Los caminos rectos eran cenizas contenidas,

eso lo supe siempre,

como cierto fue el error.



Nunca pude desoír mi vocación de ser buena y triste.



Así enterré los velos y el manantial.

 

4 comentarios:

reltih dijo...

¡ a vivir se dijo! exquisito platillo él que nos regalas.
tremendo escrito, me encantó.
besos querida coterranea

Óscar dijo...

"Desandar planetas". Me parece muy original esa expresión. Todo el poema lo es. Espero que no pierdas esa vocación de probidad, aunque lleve aparejada la tristeza. El último verso te deja verdaderamente afligido.

Un abrazo, Clara.

José Antonio dijo...

Una explicación muy poética de lo que fue y de lo que uno quería que fuese, pero tranquila que eso nos pasa a todos, esas discusiones eternas las tenemos en los genes.
El final muy bueno, una metáfora muy acertada de cómo se te iba escapando el tiempo.
Un placer, Clara.

Clara Schoenborn dijo...

Gracias a mis tres lectores. Es un poema inspirado en varias lecturas que estoy haciendo en el momento. "Escritos de mujeres" son pensamientos o poemas cortos de muchas mujeres de todo el mundo.Algunos temas me impactan y entonces me compelen a escribir sobre ellos. Los abrazo con todo cariño.