StatCounter

jueves, 3 de diciembre de 2009

VENTANA HACIA EL SUEÑO.



Abanicos encendidos en la ausencia


se abandonan a nuestros cauces sentenciados,

esas manos tuyas que arden en torno a las mareas

y el deseo mío de descifrarme en tu silencio.



¿Cómo saber el minuto exacto

en que nos captura esta cosecha de caminos?

O simplemente,

somos líquidos que buscan sus esencias desangradas

aún en las cimas donde el imposible las depura.



Tal vez sabemos que los sueños son mejores que el jamás,

que no hay conquista que se entorne en los fracasos,

sabemos que desde la historia se enarbolan las gestas,

y que somos dos,

solamente dos,

y nadie más.

5 comentarios:

reltih dijo...

si señora!! tiene usted muchisisisisima razón.
un beso.

Clara Schoenborn dijo...

Si señor, paisano y amigo. Gracias y besos para ti.

Silvia E Pérez Cruz dijo...

y me encanta... hoy es un muy buen día para leerte, como siempre!!! un fuerte abrazo,
silvia

Daniel dijo...

Los sueños son mejores que el jamás...
Me encantó este verso, pinta algo tan cierto como la vida que no es un sueño pero merece ser vivida como si lo fuese. Encantadora poesía.

Mi cariño estimada Clara

Óscar dijo...

"esas manos tuyas que arden en torno a las mareas
y el deseo mío de descifrarme en tu silencio"

Qué belleza la de estos dos versos. También me ha gustado mucho: "Tal vez sabemos que los sueños son mejores que el jamás", porque cuando soñamos nada nos parece imposible. El cierre es asimismo magnífico.

Un abrazo, Clara.