StatCounter

domingo, 28 de febrero de 2010

ALGO ESTÁ ROTO POR CHILE


Espinas enterradas en tu hogar de azules cumbres,

es el mundo una sola cobija que nos duele,

y golpea sobre el pecho el gesto cruel de la tierra,

la grieta que hoy anuncia destrucción y muerte.



Pero sé que el genio te pobló de luchas,

de incesantes duelos y resucitares,

sé que traes la coraza que en el tiempo te hace eterno,

la dura espada que derrota la hecatombe.



Así como la palabra nerudiana hace la luz,

así tus buenas gentes restaurarán los caminos,

la brava esencia de tus hombres calmos,

será la médula-como ave fénix- de tu nueva vida.

8 comentarios:

Silvia E Pérez Cruz dijo...

Hermosas palabras de aliento, mi querida Clara para esa tierra que ahorita duele... Un fuerte abrazo,
Silvia

Óscar dijo...

Un poema de solidaridad para con una nación golpeada por la tragedia. Me gusta cómo expresas la desolación en los primeros versos, y aún más, si cabe, cómo manifiestas la esperanza en los últimos, como una resurrección, como el ave fénix.

Un abrazo, Clara.

José Antonio Fernández dijo...

Realmente conmovedor este poema.
Y bien dices que despues de una gran catátrofe hay mucha esperanza pues la vida continua, vamos, tiene que continuar.
Un fuerte abrazo.

Marisol dijo...

Se pone de manifiesto tu nobleza, aliada con tu gran talento poético, Clara, y me sumo a tu causa. La esperanza no puede perderse.

Las metáforas de la primera estrofa son exquisitas, aunque todo el poema mantiene la calidad.

Un abrazo.

El Drac dijo...

Efectivamente querida amiga, las cosas malas siempre suceden por bien, y esta vez no me quepa la menor duda que el pueblo de Chile saldrá adelante de la mejor manera y con mayor esplendor

Isabel dijo...

También quiero unirme a este homenaje por el pueblo Chileno con el que me solidarizo, tengo un buen amigo allí del que apenas ayer tuve noticias afortunadamente, Vaya mi abrazo a estas letras de fuerza y ánimo para Chile

Elyam dijo...

Que lindo post, me gusto mucho.
Te sigo, saludos...

reltih dijo...

excelente dedicatoria, mi querida y apreciada paisana.
un saludo desde mi puerto y río.