StatCounter

lunes, 8 de febrero de 2010

PROZAC

























Las estafetas químicas,



fascistas de piedra,


han de amurallar tus neuronas,


domarán las serpientes.






Llegaste a este mundo de retazos,


de cajas saltarinas que abriste en la infancia,


y te trocearon los caminos,


los ladrillos inconexos de tu madre


o el estrambótico tambor de tu padre.






Ahora eres malabarista pero estás paralítico,


la vida transcurre en recovecos sin encontrar ecuaciones,


el tiempo ha resultado un brebaje que chorrea en laberintos


y en cada esquina hay una señal.






La pastilla te higieniza,


te aplana el universo,


te diseña.


Igual.

11 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gusta tu poema.. me he quedado sorprendido con la forma en que lo has escrito..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Paco Alonso dijo...

Excelente como de costumbre el poema que nos acercas, muy original.
Es un placer siempre acercarse a tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Óscar dijo...

Es un poema muy original. Tienes imaginación para componer imágenes. Es como un mundo de fantasía, tenebroso, como un delirio o una pesadilla.

Saludos, Clara.

José Antonio dijo...

Vaya, un auténtico viaje onírico. Me ha gustado pues el pupurri de imágenes hacen un cuadro muy interesante en mi cabeza.
¿No hubo mezcla de Prozac con alcohol?
Un fuerte abrazo.

reltih dijo...

toda la complejidad de un pensamiento que maravilla con su sabiduría.
un besote.

Isabel dijo...

Un amigo común, me habló de tu poesía, y no se equivocaba, dijo que eras buena y aquí estoy y ciertamente perpleja, un antidepresivo en verdad ha sido esta primera lectura, creo que conozco este fondo clara, aunque no quisiera, lo conozco.

Con tu permiso te enlazo, un abrazo

Clara Schoenborn dijo...

Gracias a todos mis lectores de todo corazón. A Isabel un abrazo grande de bienvenida y mi agradecimiento por esas palabras que no merezco, así como a ese amigo que me recomendó tan generosamente. A René: que lo invito al coctel pero no de prozac con alcohol si no al de poesía con amistad. ¡A todos los demás todos mis abrazos y gracias!

El Drac dijo...

Bueno los estados depresivos de la mujer vienen generalmente en la menopausia. Puedo entrever que te ha aligerado la vida tanto que le compones un poema. Lo dicho en todo existe y se puede hacer poesía. Un gran abrazo.

Elyam dijo...

Que buen post, me gusto mucho.
Te sigo, seguire leyendote.
Saludos...

Daniel dijo...

La pastilla te re diseña, te vuelve aparentemente estable.

Excelente como siempre mi querida Clara. Grato es regresar.

Besos

Marisol dijo...

Se podría pensar que no he sufrido o vivido lo suficiente para entender el contenido de tu poema, pero es que me siento identificada con él.
De niños vivimos entre juguetes y en nuestro propio mundo, hasta que de pronto te das cuenta de que la fragilidad de la vida, del tiempo que pasa impasible ante tu impotencia de contenerlo, del dolor, del miedo y todas esas emociones que te hacen sentir como 'malabarista paralítico'.
o que
'el tiempo ha resultado un brebaje que chorrea en laberintos
y en cada esquina hay una señal.'

Isabel tiene razón, ese amigo en común (que lo mismo me recomendó) no se equivocaba.
Un abrazo.