StatCounter

domingo, 7 de marzo de 2010

8 de marzo de 2010

























El poder te teme,



encierra tu oro,


tu estrella


y te silencia,


-camuflaje de su debilidad-.






Inquisición soterrada,


cadenas que te cuelgan cual medallas de triunfo,


en tu pequeña cárcel ,


donde te obligan a construir sonrisas.






Toma tu materia prima de lágrimas


y construye con ella una armadura,


luego invéntate,


con tu verdadera sal


y tu agua.






Al final, calla los gritos


y susurra


con el reflejo lunar de tu esencia.




Nace mujer


que aun nadie te conoce.


.......

8 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Muy bonito. Perfecto para hoy, Día internacional de la mujer trabajadora, homenaje al que me uno.
Un fuerte abrazo.

Óscar dijo...

La conciencia social también cabe en tu poesía. Los dos últimos versos son muy significativos. Espero que nadie, ni hombre ni mujer, tenga que vivir en los estrechos límites de una cárcel, ni que se vea obligado a sonreír.

Un abrazo, Clara.

Paco Alonso dijo...

Excelente poema el que nos acercas en este día.
Es un placer siempre acercarse a tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

reltih dijo...

muy irónico, pero creo que a ambos generos nos falta mucha autoestima.
besos

Marisol dijo...

No se debería obligar a alguien a 'construir sonrisas', las metáforas que adornan la protesta están muy elaboradas.
Me gustó la esperanza que se deja entreveer en la estrofa que le sigue:
'Toma tu materia prima de lágrimas
y construye con ella una armadura,
luego invéntate,
con tu verdadera sal
y tu agua.'
El cierre deja al lector la reflexión.
Un abrazo.

La abuela frescotona dijo...

cual es el misterio de la mujer, que prefiere sufrir esclavitud, antes de lastimar con su rebeldía...no lo se.
me encanta como asocias las palabras en una síntesis poética, tan justa y acertada.
un abrazo querida amiga.

Fausto dijo...

Clara, quiero agradecerte que le hayas echado el ojo a mi blog, para mi es todo un honor sobre todo porque soy un peque que aprende de personas como tú, y es que aunque no he colocado ningún comentario debes de saber que si te he leído.
Éste se me hace muy especial, guarda la esencia. NACE MUJER QUE AUN NADIE TE CONOCE!
Saludos.

Pedro Veramar dijo...

Qué nadie le diga a la mujer que necesita de una costilla ajena para inventarse del aire con sus propios dedos.
Me parece extraordinario, tienes la fortuna de ser doblemente libre: en tu conciencia que es acciòn y en tu pensamiento que es poesía.
Abrazos càlidos.