StatCounter

domingo, 7 de marzo de 2010

Suficiente esclavitud...
¡No me vuelvo a pintar las uñas!


Transparente marfil
maleable materia con corazón coraza.

Sea para el mundo tu belleza.

Mi vanidad será que existas,
cual estandarte natural.
Me marques los linderos
con tu brillo de piedra.


4 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Hoy tus letras me encantaron muy especialmente, es un placer visitar tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Óscar dijo...

Curioso poema al que no has puesto un título como tal. Nunca te había leído una aliteración como "con corazón coraza" (además de Benedetti, yo también escribí un poema titulado así).

Saludos, Clara.

Marisol dijo...

Siempre me ha parecido bello lo natural, pero es que tú, Clara, haces una poesía de todo. La fotografía le hace buen juego.
Un abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Muy bonito, y da que pensar. La sociedad se marca unas obligaciones y al final nos hacemos esclavos de esas obligaciones para no ser distintos a los demás.
Me has convencido, yo tampoco me vuelvo a pintar las uñas, je, je.
Un fuerte abrazo.