StatCounter

miércoles, 10 de marzo de 2010

VIAJE AL GRITO







Tengo que esparcir mi vaivén


por el trayecto infinito que nos parte,


tengo que romper esa coraza


para aruñarte con mi almíbar.






Te siento detrás de las aldabas,


acechante,


con tu licor derramado,


con la sed colgada de un surtidor,


mientras me pintas el vientre de agua espesa,


acaricias mis labios con serpientes,


y en la hondura clavas tu dedos.






Ya sabes que voy a alcanzarte,


sabes que he colocado en cada esquina mi consigna,


mi ruta de desfogues y de géiseres,


sabes que mi metal fundente


llegará a ese humo sutil de tu recodo,


al portal de tu cometa.






Aún así, quiero que sepas,


con el dolor que implica un trayecto sideral,


que no soy tuya más allá de esas fronteras,


aunque tú seas todo para mí,


más que todo.

 
 

7 comentarios:

Óscar dijo...

Excelente poema, Clara. De los últimos que has publicado, me parece el mejor. Me ha encantado ese erotismo tan bello y tan sutil que has sabido crear para engalanar versos como "mientras me pintas el vientre de agua espesa" o "al portal de tu cometa". La segunda estrofa no tiene despedicio:

"Te siento detrás de las aldabas,
acechante,
con tu licor derramado,
con la sed colgada de un surtidor"

Ha sido un placer seguirte en este viaje de hondo lirismo.

Un abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Muy erótico y plagado de metáforas muy bonitas. Me ha gustado mucho.

yorker dijo...

Gracias amiga por esas bellas imágenes, por ese lindo descursar por tu poesía, esos versos atrapadores de nuestras pupilas, esas manos tuyas y esa mente que nos guían haia un viaje finito de de goce.
Yorker

emilio dijo...

Bello poema, sensual, casi erótico en su desenlace.
Me gustó, también tu blog...
Seguiré visitándote.

Un abrazo.

Pedro Veramar dijo...

Quién se te hace el escurridizo, mi querida Clara (no tu poema, eso lo sé). Por más paralelas que corran las òrbitas de dos astros en algùn punto deberá sorprenderlos el equinoccio.
Maravilloso es reencontrarme con tu bella confesión que no calle el papel.

La abuela frescotona dijo...

Si que es un derroche, para empalagar dulcemente de erotismo el corazón
un cariño para ti querida amiga

Marisol dijo...

Tu lenguaje lírico, Clara, desborda de imaginación, aunque te lo he dicho antes, es un viaje cósmico que transporta a otro universo,
las metáforas son exquisitas, sugerentes pero nada explícitas.
Me encantó recorrer tus avenidas de fino erotismo.
El cierre me dejó impactada, un poema excelente.
Un abrazo.