StatCounter

viernes, 2 de abril de 2010

ARPEGIOS DE UNA VIDA MAL LLEVADA

Este poema está escrito a dos manos con mi estimado amigo José Antonio Fernández(párrafos en azul), a quien agradezco permitirme alternar con sus letras,lo cual fue además de divertido, muy gratificante. Su blog:  http://joseantoniofs.blogspot.com/




(Foto por John Gladdy:http://www.flickr.com/photos/john_adam-aka47/3381554895/in/photostream/)


(LETRAS EN AZUL: JOSÉ ANTONIO)



Vaga se siente

esa mirada en laberinto,


cansada de decir no quiero,

no soy,

no tengo ya pestañas donde hilar los secretos,

donde extraer la savia;

no entiendo

como dejé colgado el delantal

de esa vida de tres sabores,

como dejé perder la horquilla

que tan bien aguantaba mis delirios,

como dejé caer la gasa

que espaciaba el camino a las ojeras.



Se retuercen sus rodillas

sobre el ácido que mata,

duele esa red de pupilas,

esferas ciegas que ignoran

el antiguo azul de su espejo,

-sus mañanas de inocencia-.

Tantas grietas en los corredores

oxidaron las anclas,

los remolinos en reversa

licuaron todo el metal.

Tomará el hedor de ese veneno

para ahondar su caverna,

ahí moldeará el abismo

con ese cadalso y sus culpas.



Y agotada la lágrima,

retenida en la brida de su párpado

busca la suave inclinación del poema,

el pulso de su sístole, su fin.

Bien sabe que la miel impura

enseña las rutas fallidas,

que todo vuelo deja su luz,

también en los aires huecos.




12 comentarios:

reltih dijo...

un contenido donde la responsabilidad propia del ser es puesta sobre la parrilla, con un léxico impresionante.
Clara, compaginaron tan bien que no sé cuales son tus letras.
saludos paisana.

emilio dijo...

Difícil de realizar, y lo conseguís genialmente.
Os compaginais muy bien.
Nuevo reto nuevo triunfo. Felicidades.

Un abrazo.

La abuela frescotona dijo...

poesía triste,al final abre la puerta de la esperanza, valorando todos los intentos de una vida vacía.
Felices Pascuas, queridos amigos

Daniel dijo...

Un lamento que encierra la frustración que provoca el abandono del ser, de los caminos no recorridos o sí, en todo caso a este vacío que se pretende renunciar en esa luz del final.
Excelente poema, un gran dueto de poetas; rico en todos sentidos.

Abrazos y estimada amiga.

José Antonio Fernández dijo...

¿Qué puedo decir de este poema?. Pues que ha sido una experiencia muy enriquecedora y estoy muy agradecido de poder interactuar con una gran poeta y, en fin, no es porque yo haya puesto mi granito de arena, pero realmente el resultado final ha sido, creo, realmente satisfactorio.
Un gran abrazo.

Óscar dijo...

Hay mucha compenetración entre ambos. Si no lo aclararas al principio, hubiera creído que el poema era íntegramente tuyo, entre otras cosas, porque tú sueles escribir sobre laberintos.

Hay varios versos, de uno y de otro, que me han encantado:

"no tengo ya pestañas donde hilar los secretos"

"retenida en la brida de su párpado"

"que todo vuelo deja su luz,
también en los aires huecos."

Ese cierre me parece soberbio. Un abrazo, Clara.

Azul dijo...

Un poema precioso el que habéis hecho entre los dos. Muy logrado. Me ha gustado mucho el final que deja entrever la luz, aunque sea de miel impura.... ¡Enhorabuena!

Esencia dijo...

A dúo letras inspiradas en pesares muy bien bien retratados, tanto que se palpan vigentes.

Felicitaciones a ambos por conseguirlo y además en la dificultad de congeniar conjuntamente que no se distinguen dos plumas... todo parece una.

Saludos, siempre esencia.

Luis dijo...

Me encuentro con este poema después de haber pasado el día paseando en silencio por la sierra de Madrid. Estas son las letras primeras que me alcanzan nada más llegar a casa.¡¡Dios, cuanta nostalgia en este poema!! No he investigado nada de nada, no quiero saber quien escribió que parte del poema. Solo me he dejado impresionar por su lectura pausada, silenciosa, y así es como de pronto, después de varias lecturas, algo se ha iluminado en mi interior y me he sentido en paz. Gracias por compartir. Un saludo.

Pedro F. Báez dijo...

Clara, dejé un comentario en la página de José Antonio Fernández, donde primero leí el poema. En él, entre otras cosas, declaraba que conocía de la calidad de la poesía de ambos y de que esta colaboración que nos presentan, es un logro total entre colosos del género. Esa apreciación se revalida y se multiplica ahora al descifrar y saber quién hizo qué. No hay forma realmente de predecir donde uno termina y el otro comienza y viceversa. La fluidez es natural, brillante y perfecta. La ejecución, magistral. Mi admiración y mis respetos para los dos. Abrazos desde mi Isla.

Marisol dijo...

Clara, soberbio este dueto que nos regalas, como bien anotaron ya, se nota gran compenetración entre ambas poesías, los versos se continúan con una naturalidad que parece salida de una sola pluma.
Me gustan estos laberintos poéticos, me gusta perderme en tu poesía.
Aquí los versos que más me han impresionado:
'no tengo ya pestañas donde hilar los secretos'
'duele esa red de pupilas,
esferas ciegas que ignoran
el antiguo azul de su espejo,
-sus mañanas de inocencia-.'

'los remolinos en reversa'

'Y agotada la lágrima,
retenida en la brida de su párpado¿
'que todo vuelo deja su luz,
también en los aires huecos'

Los felicito a ambos, una composición magistral, sin duda.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Encuentor fascinante el ejercicio, dos mundos, dos almas, hermanadas por la WEB

Fabuloso

Puedo ser un candidato
JAJAJA

Un abrazo