StatCounter

jueves, 6 de mayo de 2010

HICISTE QUE MIS VIDRIOS ABRIERAN SUS OJOS


En el rompecabezas de mis arenas

eran los sueños resequedad de sombras,

pero irrumpió tu pócima, tu caricia noble,

y se detuvo el imposible con su arma insistente.



Desde entonces,

he venido subiendo los peldaños del cristal,

degustando un norte sin linderos,

siempre norte y tus dedos,

en la cima del agua, a tu costado.



Y he descubierto un silencio nuevo en nuestras frentes,

como corona de embrujo al final del beso

o cuando saboreo caminos en tu espalda.



Ya no hay sequía atrapada entre las uñas.



12 comentarios:

azul dijo...

Empezando por el título, ya ¡qué decir! Sin palabras, me quedo, y, luego, el final: "ya no hay sequía atrapada entre las uñas" y el medio, con el embrujo, y todo lo demás. Precioso. lleno de vitalidad. Bellísimo. ¡Enhorabuena! Abrazo azul

Óscar dijo...

Iba a destacarte algunos versos, pero como son demasiados, me conformaré con decirte, para abreviar, que las tres últimas estrofas (lo que es casi como citar el poema íntegro) son fantásticas. La cima del agua, el silencio de las frentes o los caminos en la espalda son metáforas de un amor refulgente. El cierre no se queda atrás. Es contundente, como a mí me gusta.

Siempre disfruto de tu poesía. Un fuerte abrazo, Clara.

Pedro F. Báez dijo...

Clara, ¿qué decirte que no te haya dicho ya y que no te hayan dicho todos los que te admiramos sincera y profundamente? Me asombras, mujer exquisita, por tu vertiginosamente empinada altura y por esas profundidades insondables, oscuras y lúgubremente esplendorosas que caracterizan los cincelados de tu obra toda, esculpida en maravillosos tanteos arrancados al combate entre luz y sombra por la absoluta e irresoluta posesión de la duda que te enaltece al tiempo que te acosa e intenta cubrirte con una mortaja de silencios... Templo y cátedra son tu mundo y las alegorías con que lo pueblas. Un gran abrazo y mi admiración.

José Antonio Fernández dijo...

El último verso es para enmarcar. Ahí te has salido. Una imagen perfecta.
Siempre es un placer pasar por aquí, pues nunca me voy defraudado.
Un beso, Clara.

Isabel dijo...

Hermoso el embrujo que te ha poseído, tengo que agradecer a Óscar que me hablara de tu espacio, Clara, porque disfruto enormemente de estas imágenes frescas, enigmáticas, me encanta venir a leerte.

mi abrazo...

emilio dijo...

Y todo eso lo hace el amor.
Un placer leer tus bellas letras.

Un abrazo amiga.

reltih dijo...

mucha firmeza al aceptar, pero mucha más es la determinación al sobreponerse, eso es de fuertes. tremendo pensamiento!!!!
un besote bien Claro!

Inés María Díaz dijo...

Clara, ha sido un placer leer este poema, sus metáforas son formidabes,
no se puede elegir un verso, todos dicen mucho, me ha encantado. Un beso, Inés

La abuela frescotona dijo...

LA IMAGEN ME ATRAPA, ES UNA EXPLOSIÓN DE COLOR.
LA MISMA QUE SUCEDE EN EL ESCRITO CON LOS SENTIMIENTOS.
EL LENGUAJE DE TUS ESCRITOS, ES TAN DIFERENTE AL COMÚN DE LOS POETAS, NO POSEO CAPACIDAD CULTURAL, PARA HACER UNA CRÍTICA, SOLO PUEDO DECIR LO QUE SIENTO, SE QUE TIENES UNA DIFERENCIA EN LA CONFORMACIÓN DE LAS PALABRAS, ESO ME ATRAE DE TUS ESCRITOS.
UN ABRAZO QUERIDA CLARA.

Pedro F. Báez dijo...

Clara querida, no sé si celebren hoy el Dia de las Madres en Colombia, pero así es en Cuba y EE.UU. (el segundo domingo de mayo de cada año). Quiero felicitarte por este día y expresarte que seas madre, hija, nieta, sobrina, tía... lo que seas: tienen suerte los de tu entorno en contarte entre sus afectos, pues pienso que eres una mujer de profundo sentimiento y elevada fibra espiritual. Gracias por tus siempre finos y generosos comentarios sobre mi obra y sobre mi persona y por demostrar esa capacidad asombrosa de sensibilidad y comprensión humanas que te caracterizan. Recibe un fuerte abrazo y un beso en tu frente hermosa.

Luis dijo...

Realmente increible. Desde la primera palabra a la última todo majestad y buen hacer. Un saludo afectuoso poeta.

Marisol dijo...

Clara, tu poesía es única, es como de otro mundo, me gusta fantasear en ella.
'peldaños de cristal' 'norte sin linderos' 'la cima del agua'
El cierre es redondo.
Lo leo y releo, eres mágica, Clara.
Un abracito.