StatCounter

domingo, 30 de mayo de 2010

UNA TORMENTA Y EL CRISTAL EN ORACIÓN


























Ha llegado a esta zanja de mi vida


el corte preciso que remueve el cimiento,


el telón de niebla tras el juego de luces,


cómo pasadizos de súbito contraste.




Quién sabe por qué la lágrima tiene su pulso,


por qué siempre acapara los cauces,


las maldiciones que remueven el poniente


o la esquina que se instala en el sueño.




Quién sabe,


tampoco quiero saberlo.




Si de pronto se levantara el rompeolas


y en el agua se repararan las cimientes,


habré de atrapar de nuevo el signo de la inocencia,


la sonrisa que semeja una cosecha de nidos.




Tampoco sabré entonces


del reflujo que contiene las claves,


la vida es madera de corazón noble,


también es lo inalcanzable


y lo perdido.

19 comentarios:

Mariela Marianetti dijo...

Preciosas metàforas Clara que se reciclan ante cualquier circunstancia que pueda presentarnos la vida. Renaciendo.

Un gusto leerte.

Cordiales saludos

El Drac dijo...

Como dijeron, la vida es aquello que pasa cuando estas haciendo otras cosas

azul dijo...

En cuanto he leído el título del poema, antes de entrar en tu blog, ya sabía que eras tú, Clara. ¡Son tan tuyos estos títulos y estos poemas con los que nos agasajas! Me ha gustado mucho, como siempre.

Es muy certero, con metáforas e imágenes bellísimas, triste pero con un cierto toque de optimismo, muy leve, pero ahí está. Yo hoy me quedo con "habré de atrapar de nuevo el signo de la inocencia,
la sonrisa que semeja una cosecha de nidos"... Abrazo azul.

Pedro F. Báez dijo...

La posibilidad de revivir, de volver, de recapturar el instante perdido y hacerlo todo diferente, o tal vez igual, pero sabiendo el designio y su proyección por venir. Ilustración sin pretensiones, alta cultura sin poses; natural fluir de un estilo y una voz musical únicamente tuyos. Insustituible también el arte escogida. Ese cuerpo desnudo que se adivina, para revelarse cada vez más como un regalo, más que circunstancial, divino. Edificante y placentero leerte y poner a trabajar las neuronas en consecución de un atisbo a tu verdad interior. Gracias por permitirlo. Besos, Clara, querida.

César Sempere dijo...

Precioso. Fuerza y rotura.

Me ha encantado: "la vida es madera de corazón noble, también es lo inalcanzable y lo perdido".

Enhorabuena y gracias.

Un beso.

Óscar dijo...

Es verdad, como dice azul, que se te puede reconocer por el título de tus poemas, siempre tan sorprendentes e imaginativos. Las metáforas que más me han gustado están en la segunda estrofa: ese pulso de la lágrima y la esquina del sueño. El cierre también es bello, y enigmático.

Un abrazo, Clara.

José Antonio Fernández dijo...

Un poema realmente precioso. De una alta calidad poética. La imagen del pulso de la lágrima es una maravilla y el cierre, magistral.
Me ha encantado.
Abrazo.

Andrés dijo...

Clara, ¡Hermoso poema! hermosura que comienza en el título y se extiende por cada uno de sus versos. Belleza y reflexión. Creo, Clara, que las claves están en el poema, en su capacidad para la metamorfosis desde la inocencia. Asombro y apoteosis ¡Gracias poetisa!

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

He pasado por tu casa y me he recreado en tan bello poema, natural y fluido con palabras de calidad poética.

Un abrazo

Juan José dijo...

Me uno a lo dicho por los que me anteceden en este post... es un lleno de imágenes excelente.. desde ya vendré a leerte...

Un abrazo en tu compartir.

Juan José

Isabel dijo...

Las metáforas de tus poemas son sorpendentes, Clara, incitan a volver a leer, a pararse y quedarse en ellas, son originales y vivas, sinceras y desmenuzadas y ya desde el título, que no es baladí, sugiere el venir a leerte.

Pd: siento lo de tu esoso, Clara, espero y deseo de corazón que ya haya pasado y esté mejor. Y no te preocupes, a mi blog, puedes venir, cuando gustes, cuando puedas, sin compromisos ni obligaciones, siempre eres bien recibida. Yo tampoco estoy muy al día en los blos que sigo, no es un buen momento para mi. pero sigo por aquí.

Con mis mejores deseos, mi abrazo y salud, querida Clara

Isabel dijo...

mis disculpas quise decir esposo.

Sakkarah dijo...

Me gusta tu poesía, tiene profundidad.

Tienes un premio en mi blog Sakkarah

Un beso.

http://sakkarah-1.blogspot.com

reltih dijo...

guau, qué profundidad!!! tus letras se ahondan en mi universo.
besos

Luis dijo...

El equilibrio entre lo pasado, el olvido, y lo por venir, el futuro es siempre un camino de vida y búsqueda. Me encanta como utilizas las metáforas dejando que realmente cada lector se acerque al poema sin presión ninguna, solo para sentir aquello que está escrito y que a cada uno le inunda de modo diferente.
Leyendo los comentarios que tienes me doy cuenta de esto que te digo y realmente me fascina.
Un saludo.

Marisol dijo...

Tu imaginario poético es rico en metáforas y en filosofía, inescrutable a veces.
Me ha gustado mucho:
'el telón de niebla tras el juego de luces'
Los cortes que remueven cimientos, y vaya que son muchos los que nos da la vida.

También me gustaron estos otros:
'Quién sabe por qué la lágrima tiene su pulso,
por qué siempre acapara los cauces'

Tus poemas tienen un toque muy personal, sí.

Un gran abrazo.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Clara:

He seguido coleccionado tus escritos, sólo para mis ojos, porque de ellos aprendo muchop. Me gusta la forma en que amasas las palabras y las vuelves parte de la risa, de la nostalguia, de la ironía, de la amistad infinita, del poeta siempre triste, de la epístola en un tono desafinado, de un amanecer y sus fantasmas, de tus cuarenta y cinco mil poemas o de tu poema cuarenta y cinco mil... no sé, y aprendo y digo que estás entre la fronda de las pocas hojas de un árbol nutricio de mi forma siemrpe maleable de decir mi ser ne versos.

Un abrazo, y una forma de decir gracias es este comentario que lleva mi admiración y mi aprecio.

Sakkarah dijo...

Hola, tu reglo etá en mi blog de Sakkarah. Te dejo aquí el enlace, un beso.

http://sakkarah-1.blogspot.com

Penélope Sierra dijo...

Gracias Clara, tú si eres una artista de las letras y las reflexiones y sin son a solas mejor, verdad?, gracias de nuevo, es bonito lo que dices.

Un abrazo