StatCounter

martes, 17 de agosto de 2010

El último minuto sin tu nombre.

Quizás hayas ido y venido muchas veces



en los interrogantes del mediodía



o en los párpados de lo intangible,



acaso te conozco de sobra sin saberlo



o te huyo en circunferencias múltiples.







Lo cierto es que me aferro a tus líquidos,



cuando en este carrusel de bocas secas



me ataca la ceguera,



la epidemia de vacíos.







Eres péndulo en mi sombra,



la imagen que refleja el sueño.







Te imagino en letanías de regreso,



-como un imán sediento-



y lamo esa búsqueda



en mi piel inacabada.


13 comentarios:

Mariela Marianetti dijo...

Tus metàforas, Clara, elevan el alma hacia cielos desconocidos.

Un gusto recorrer el camino de tus versos.

Un cordial saludos desde Mendoza

reltih dijo...

ufffff, cuantos anhelos!!! guauuu, me encantaste.
besos

Pedro F. Báez dijo...

Te elevas desde la sed, desde el péndulo, desde la sombra. Te eriges meridiana e irrebatible, aferrada a ese amor que ha de salvarte de alguna forma y a contra reloj, de los embates de la soledad y el inexorable secuestro del tiempo (ese matrero que no admite rescates físicos ni económicos, recibiendo como canje, únicamente, la integridad y el sacrificio de la calma). Me pones, al leerte, frente a la pared en blanco que amenaza y subyuga. En ella me pierdo y a través de ella, me asomo a tu misterio. Todo un ejercicio de inquietudes y disfrute... Un abrazo tan grande como la distancia que nos separa.

azul dijo...

Volver aquí y leer tus espléndidos versos, siempre tan tuyos y tan especiales, es un verdadero placer de lectura y sensaciones. Me quedo con todo el poema: es precioso todo él, pero el final "como un imán sediento, y lamo esa búsqueda en mi piel inacabada" me parece sublime. Un abrazo muy azul para ti.

José Antonio Fernández dijo...

Realmente bonito, Clara. Me ha encantado, de veras. Un gran poema y los dos últimos versos dicen mucho.
Un abrazo y te felicito por esa inspiración.

Pury de CB dijo...

Que "palabras en verso",
palabras que ensalzan sentimientos cotidianas que no se suelen expresar,
soledad, vulnerabilidad,deseo..
muy bonito
gracias por compartir

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Vuelvo a recorrer ests inmenso versos tuyos de melanoclías y nostalgias, y te sigo admirando en la pluma

No aoostumbro la lisonja y espro que a ello no suene

Un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Me entretengo y me visto con tus versos. son hermosos..



Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..

emilio dijo...

Así es el deseo...
Gran poema.

Un abrazo.

Óscar dijo...

"y lamo esa búsqueda
en mi piel inacabada."

Me han encantado estos dos versos, aunque todo el poema está coronado de hermosas metáforas. La estatua de la foto me ha recordado a Pessoa.

Un abrazo, Clara.

Marisol dijo...

Un poema un tanto más melancólico que de costumbre, pero no por eso menos reflexivo o metafórico.
Tus imágenes son inacabables, los versos del final, se llevan gran parte de la atención, pero también señalaría estos:
'acaso te conozco de sobra sin saberlo
o te huyo en circunferencias múltiples.'

Tus palabras son mágicas, Clara. Un gran abrazo.

carlos de la parra dijo...

Me agrego a ésta cascada de aplausos por tu versión de éste gran momento del hedonismo en su expresión más elevada.
Me remite a presenciar las hermosas evocaciones de éste canto sibarita a la fijación del placer,
que una vez sublimado en el cuerpo vive eterno en la memoria.
Cuando gustes pasa a elmicrorrelatista donde viajo en lo actual dentro del micro.

La abuela frescotona dijo...

IMAGINAR EL SER AMADO, RECREARLO EN LA PROPIA PIEL, EN UN BESO INAGOTABLE, BORRANDO LOS HASTÍOS DE LA ESPERA.
QUE BONITO ESCRITO, DEJO MI SALUDO ESTIMADA CLARA