StatCounter

sábado, 9 de octubre de 2010

El rio Cauca - Valle del Cauca- Colombia


















Génesis líquida de caricia circular



va paseando su acuarela por el manto sediento


y en sus giros toca la semilla y las bocas


esparciéndose en el mundo.






La vida se desliza entre su cuerpo,


-respiración de ilimitados tentáculos-


los latidos piden en el aire que lo envuelve


y reciben los códigos que afirman a sus venas.






A cambio,


carga la brea corrupta,


partido en mil pedazos de inmundicia


por la mano que desprecia la suya


y aúlla su sustancia de cadáveres,


tan silente del crimen o el dolor.






El espejo de su rostro


es el vidrio camaleónico en la historia,


hoy,


lodo en estos tiempos subterráneos;


mañana,


cuando amanezca en la inconsciencia,


el noble gigante,


podrá enmendar su cristal.

13 comentarios:

reltih dijo...

siento ese mismo sentimiento por mi Magdalena, es una pena que sus cuerpo de agua no sean valorados y se utilicen para "carga la brea corrupta"
besos

Pedro F. Báez dijo...

Valle del Cauca: suena majestuoso, Clara. Cada vez que vienes a visitarme, en uno de los artilugios de mi página, dice eso: "Valle del Cauca, Colombia" y siempre pienso lo mismo: estar allí debe ser como estar al comienzo de todas las edades, en la alborada de la vida misma. Undoso y potente; pausado y oscuro, presagiando profundidades y revoluciones de agua. Así, como ese río de tu hermosa tierra, es tu poema. Un fuerte abrazo.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Tal vez logré oler lo que produjo, allá en su historia, Cóndores no entierran todos los días.

Me senti atendido epor una caricia lìquida que llev su historia

Un abrazo

José Antonio Fernández dijo...

Buena lectura y relectura, Clara.
Esos verso finales son los que se han de cumplir.
Un abrazo fuerte aderezado con unas gotitas de Calvados.

Óscar dijo...

Haces sangrar a la misma tierra. No es fácil dibujar esos paisajes en una geografía de versos. La primera estrofa es brillante, y no se puede leer sin contemplar la fotografía.

Un abrazo, Clara.

Mariela Marianetti dijo...

Una entrada que conmueve y puede aplicarse a tantos cauces, a tanta vida que el hombre vive destrozando.

me ha encantado leerte

Cordiales saludos

RAFAEL LIZARAZO dijo...

HOla, Calra:

Ante todo, mil gracias por visitarme y comentarme, es gratificante encontrar paisanos en este mundo
virtual.

Tu poema es un triste lamento por el triste destino de nuestras fuentes de agua, muy pocas se salvan de la desidia humana.

Abrazos.

La abuela frescotona dijo...

LA PRIMERA ESTROFA ES MUY BELLA.
LA SEGUNDA ES VIDA Y ORIGEN.
EL FINAL ES PROPIO DEL HUMANO DESTRUCTOR, Y TRANSGRESOR.
OJALÁ VEAMOS EL MAÑANA SALUDABLE DE TAN NOBLE EXISTENCIA, COMO ES UN ESPEJO DE AGUA
DEJO UN ABRAZO PARA TI CLARA

Luis dijo...

he tenido que acabar con el blog anterior y crear uno nuevo. Mi nombre es el enlace al nuevo.
Gracias

Marisol dijo...

Cuando te leo, Clara, me quedo anonadada con tus metáforas, con el despliegue de imágenes mágicas que van introduciendo al lector en tu paisaje.
La primer estrofa me cautivó, y las que le suceden me transportaron de la pureza a la transgreción y la promesa de cristal renovado hacia el final.
Un gran abrazo.

Isabel dijo...

Los ríos, siempre vivos, aunque no lo parezcan y tú dándole más vida aún desde tu genial y elocuente voz, querida Clara, qué fácil y agradable es navegar por este río de poesías tuyo. Un beso

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Clara:

Gracias por visitarme y comentarme tan amablemente.

Abrazos desde Tunja.

César Sempere dijo...

El final es lo que me deprime. No lo tengo nada claro.

Un beso,