StatCounter

viernes, 1 de octubre de 2010

Poema cíclico

Estuvimos en ese regalo del tiempo,

virginales como en un diálogo de espejos,

descifrando semillas en los horizontes,

en ese remolino que nos convertía

y nos dejaba desnudos,

felices,

indefensos.



Todo el equipaje fue abierto,

también hirieron las fuentes mudas,

las plegarias sin su carne,

y en el límite del adiós,

ese gesto que multiplicó la lágrima,

imponer esa letanía de despeñaderos,

romper todos los perfumes con otra esfinge.



Quien podría construir ahora

sobre el fruto malversado,

quien lograría reacomodar las fichas del beso,

-la ingenuidad de ese pacto-



Ya no somos más que intentos

despreciados por las luces.

 
 

14 comentarios:

César Sempere dijo...

Sigamos intentándolo.

Un beso,

Pedro F. Báez dijo...

Me niego a "no ser más que un intento despreciado por las luces" pero tienes toda la razón del mundo y lo cíclico de estas etapas y eventos no tiene fin. Cada individuo, cada nueva generación, cada nueva época, pasa por el mismo tamiz del tiempo y sus imposiciones inviolables... Excelente, pero tristemente amargo. Es a veces mejor no mirar a los espejos. Largo y fuerte abrazo y un beso, Clara. Presiento que los necesitas.

Mistral dijo...

Detrás de tus letras hay un mundo de vivencia.

bello
saludos

reltih dijo...

siempre tu magistral pensamiento, me induce a la reflexión. eres genial!!!
beso mi apreciada coterranea

José Antonio Fernández dijo...

Qué voy a decir nuevo que ya no te haya dicho. Pues, eso, que me encanta leerte. Es un poema triste, excesivamente triste pero muy bonito, con tu firma.
Un abrazo desde la otra orilla, compañera de letras, amiga.

Mariela Marianetti dijo...

Todos estuvimos ahì y luego, sucede la vida.

Una poesìa cuyo simbolismo llega al corazòn, querida Clara.
Te envìo un abrazo enorme.

Pury dijo...

Escribes de forma magistral Clara,
es hermoso aun siendo triste son retazos de una vida

besos querida Clara

anuar bolaños dijo...




Mujer,
las alas se me encogen al verte.

Qué decías,
cuál tormenta apagaste
al invocar mi nombre?

Tus ojos brillan
y ese brillo es
el desgajamiento del amanecer,
la llave.

Yo tengo la suerte de verte venir.
Eres como oriunda del desierto,
inmune al frío.

Te veo venir en un estruendo
y lo que suena con tu llegada
es el canto de tu sonrisa.

Acudo al encuentro,
caigo en ti.

Tus manos han agarrado
mi corazón que flotaba.


anuar bolaños.

Luis dijo...

Hemos repetido tantas veces lo ya olvidado, deshacemos lo hecho para volver al comienza en tantas ocasiones, que al final parece que caigamos en la rutina de lo mismo, pero nada es igual, cada instante es diferente y nos llega por veredas distintas. Eso nos hace unicos para siempre.
Un abrazo.

Óscar dijo...

Es difícil encontrar un poema con más metáforas que los tuyos. El "diálogo de espejos" es tan cubista como ese cuadro. La última estrofa es brillante, y esas "fichas del beso" son muy imaginativas. Me he detenido en la palabra "malversado", de la que bien se puede sacar un calambur.

Un abrazo, Clara, y enhorabuena por este magnífico poema.

Isabel dijo...

Oh, Clara, este poema es de altura, perderse en las hermosas imágenes que parecen nacidas sin ningún esfuerzo con la sensibilidad que acostumbras así como ese lenguaje que te engalana como eso, una poeta de altura, me quito el sombrero, ( no uso, pero si lo usara lo haría) ante este poema magistralmente escrito y desde la emoción de saber, tal vez, un fin anunciado.


Un beso Clara

Marisol dijo...

Es increíble la capacidad que tienes para crear imágenes, Clara, y el lirismo que hay en tu poesía que invita siempre a la reflexión.
Además de los versos que te han destacado ya 'El límite del adiós' me gustó mucho.
A veces yo también quisiera regresar a la ingenuidad, o 'descifrar semillas en los horizontes', pero parece que la vida es igual para todos, y queda sólo mirar a la siguiente estrofa.
Un gran abrazo.

La abuela frescotona dijo...

EL TIEMPO, TODO LO CONVIERTE EN EXPERIENCIA. SIEMPRE QUE EL INTENTO ESTE PRESENTE, ALGUNA ESTRELLA LLEGARÁ. EL PRECIO DE LOS GOCES, ES EL VALOR DE LOS RECUERDOS.
HERMOSO ESCRITO, SOLO SE DECIR QUE ME GUSTA, ABRAZOS ESTIMADA CLARA

Jesslo dijo...

¡Qué triste amiga! a veces la realidad es así... se impone por sobre la ilusión o la pasión efímera... haciendo sentencia aquello de "lo nuestro es pasar"... Un abrazo.