StatCounter

jueves, 29 de diciembre de 2011

Geografía a un Tiempo


Tengo una voz que es solamente para rezarte,
un oído para recoger aves en tus venas,
en ese mundo que nos santifica
entre espigas de turquesas derramadas.
Tú vienes y me elevas
porque sabes que así me construyes,
que no soy marea
pero si tierra ávida de un ojo,
de una mano
y aunque nunca llegaremos al límite,
nos verán pasar
-como fantasmas desnudos-
a un paso de la vida,
a un paso de la muerte,
en esta errante alucinación
tras los espejos.

jueves, 24 de noviembre de 2011

EL ÚLTIMO VUELO


Me entrego al portal de las libélulas,
no sé bien si es a mí  a quien esperan.

Me hundo,
recorro las aristas y sonrío.

Aquí todo es pesado,
todo se mira
desde una distancia imposible.

Se cierran las ventanas en las puertas,
huyen las viviendas por los techos.

Aquí
ya todo se ha ido,
todo regresa sin quedarse.

Me duermo
y aún así no caigo,
aún así,
no olvido las respuestas.






sábado, 12 de noviembre de 2011

CUMULONIMBUS



Más allá de cualquier zona
prohibida
hay un espejo para nuestra triste
transparencia.  (Alejandra Pizarnik)


¡Cuánta exaltación hay en la falsedad!

Cuánta energía en feroz retroceso
cuando nidos de alacranes
nos corroen
en la deformidad del silencio.




sábado, 29 de octubre de 2011

Agua en el Espejo


Y supe que tenías un yugo
con cuerdas que siempre me hablaban,
supe de una sombra que me puse
como un ojo ciego y contrariado,
claroscuros donde casi siempre
tropezaban todas las palabras.

Y aún así,
me atraía ese juego de universos,
esa hipnosis que era una corriente,
una barcaza muy desnuda
donde arriesgué mi propia desnudez.

Pero un día revivió el espejo
y mostró tus puertas siempre abiertas
grandes huecos que goteaban
cristales vacíos y temblores,
y vi que toda la lluvia nos llovía
con su rígida agua sin final.


domingo, 16 de octubre de 2011

Horizonte


Soy una ventana en la ventana
y me traspasan aves
que han volado por siglos
hacia un punto de partida.

martes, 27 de septiembre de 2011

Ante un dibujo de Wols


Atrapar lo que está cerrado
en ese punto sin luz ni sombra,
lo que no nos tiene en cuenta,
aquello que se escapa a cada instante,
llevándonos.

Salir de cacería
a ese campo donde somos al tiempo
el depredador y la presa.



jueves, 22 de septiembre de 2011

En tonos de Vermeer

Dedicado a Antonio Naranjo Hernández




De la floración subsiste un toque de pétalos,

un aroma que entiende el declinar de estaciones,

todas las circunferencias cumplen trayectorias

y en la línea del tiempo cruzan sus sellos.



Después de la cosecha, los brazos abren sus nidos

en la tentativa de retener un filamento,

de lamer la esencia que depuró la historia,

el rescoldo que ata destellos de reencuentro.



Aromas nostálgicos de fluidos,

muertos que rezan detrás de sus puertas;

como elipses náufragas,

buscando un cruce de cicatrices.



En las virutas del hollín,

siempre queda un hilo mutilado,

acaso una esencia sobreviva,

-un perfume trotamundos-

y que hoy sólo es un trasluz

en el aire disperso.

lunes, 12 de septiembre de 2011



Escribir con saña
sobre lo escrito.

De ida y vuelta,
eternamente,
sobre una cuerda floja.


lunes, 29 de agosto de 2011

NACER


Romper los barcos.

Hacer como que ya no hay viaje.

Así se llega.

Se malogra la oscuridad.

Y la luz,
con su píldora envenenada
nos detiene por un instante.

Sórdida luz.

Malsana.

Loca.



domingo, 28 de agosto de 2011

TERMALES DE SAN VICENTE(Santa Rosa de Cabal-Colombia)


Nido de las primeras vírgenes
-ahora perdidas en sus mares de nácar-
dejaron regadas sus cunas de agua,
su cintura encandilada,
las huellas de una antigua historia
de turbulentos partos de ángeles
que hoy agitan sus túnicas
entre vapores recién ungidos.

¿Quién ha perdido un paraíso en esta tierra sin memoria?

¡Cómo se despiertan los regalos que en las cumbres
esperan por el hombre con esa inocencia de aquello
que solamente ha aprendido a nacer y a nacer!

Aquí nos convertimos en aquellos que en cada madrugada
se preguntarán por los raíces muertas del día anterior
por la sangre animal que en oratorios de barbarie
dejará de reconocerse.

En esta montaña volteada siempre al revés,
aprendemos las historias inconclusas del fuego,
la manera como un volcán se desnuda
mientras la tierra le lame acalorada.

Caldo amniótico de vírgenes
en cuyo vientre imaginamos una historia
y ese primer llanto.

Rebeldía del calor
en la saliva del mundo,
mirándonos frente a frente
con sus verdes ojos,
tan ausentes
de la herida.

(Un homenaje poético al bello pedacito de mundo
donde pasé parte de mis vacaciones de verano)

sábado, 20 de agosto de 2011

Y SI UN HOMBRE Y UNA MUJER...


Una mujer flota sobre los alfabetos,
se levanta cada mañana
a regar los cultivos de azafrán
y a templar el cobre en las campanas.

Un hombre deambula entre los arados,
rebusca arañas en los nidos
para intercambiarles los anzuelos
y se sienta a amansar las piedras.

Una mujer puede ser transparente
o de color fucsia,
se hace amiga de las seis de la tarde,
del lado invisible de las flores
y tiene un cuartito amarillo
donde guarda eclipses parciales de sol.

Un hombre está ligado al plomo,
colecciona mapas
y medallas de tamaño grande,
tiene un salón de espejos con fantasmas
y un librito de preguntas y respuestas.

Pero,
si un hombre y una mujer se hallan,
recomienzan las semillas
y sobre puentes  inestables
brotan  árboles que en cada estación
cambian de fruto.

Y nadie sabe a ciencia cierta
cómo es ese mundo.
Nadie.

sábado, 13 de agosto de 2011

HOY SUBASTA DE AFECTOS



Siempre estamos buscando una casa

que tenga su cosecha de naranjas,

queremos llegar a ese puerto

que resguarde las creencias.



En envoltorios de papel de seda,

en días con memoria,

vamos dejando colgados

nuestros pedacitos de ruego

luego tenemos que exhibirnos

en algún aviso de neón,

ofrecernos en la “hora feliz”

-“dos por uno”-



Más

¡más!

más de ese líquido dulce

hacia su copa embrujada.



Tal vez todo pasa porque

hay algo de nosotros mismos

que tenemos que olvidar

algo que camuflamos en catedrales,

en la caricia y sus embudos.



En la cajita de música,

mientras tanto,

el mismo silencio.

jueves, 4 de agosto de 2011

DE QUÉ ESCRIBEN LAS MUJERES

Letras niñas en campos de girasoles


-cien caballos que corren hacia el fuego-

como gigantes descarrilados

acomodan su telar tras los barrotes.



Abiertas en mil muertes

hasta tragar la saliva de la tierra,

buscan entre los huesos un aroma,

un gesto de agua en las puertas.



Es un mismo silencio el que une a las viajeras

el mismo llanto a las tres de la mañana

cuando otro llanto les marca los tatuajes.



No quieren ir a ningún sitio

nada más retroceder y cavar

no quieren su voz entre fronteras

es mejor la compasión

y esa luz.



Revolución

que viaja de la fosforescencia a la consigna

para armar los mapas

y recomponer en oratorios

las distancias.


















jueves, 14 de julio de 2011

FAREWELL


Septiembre,
de algún año,
en algún lugar
que nunca fue.
Así son las historias
que pierden
su propia historia.

lunes, 27 de junio de 2011

DIAMANTINO


No recuerdo cómo era.
Era un ácido con sabor a piel
o tal vez era el atardecer
con esos ojos
siempre reacios a cerrarse.
¿O era el sol?
No recuerdo ahora
-aunque puedo verlo-
a pesar de estar ciega.


domingo, 19 de junio de 2011

PREGUNTAS CON VESTIDITO AZUL

¿Cuántas orillas tiene este riachuelo

cuando se lanza a volar?

¿Qué piensa el sol

cuando está aburrido?

¿Dónde estamos nosotros

cuando no estamos?

¿Cómo haremos

para que el espejo

no se mienta a sí mismo?

¿Para que el pan

no retroceda?

¿Para que la muerte

nos diga su verdadero nombre?

miércoles, 15 de junio de 2011

LÁPIZ Y FRONTERAS


Escribir hacia arriba,
hacia los lados,
en el borde del infinito.

Borrar el papel
con la escritura,
añadirle polvo de alas.

Escribir en las succiones,
en el verbo fracturado.


martes, 31 de mayo de 2011

HISTORIA DE UNA HISTORIA


No sé desde cuándo

empecé a despertar a tu lado,

en qué instante

me dejé invadir por la hiedra

y te acomodé en ese rincón mágico de mi lecho

donde todo es posible,

en ese jardín efervescente

que es ciego a todos los absurdos.

Porque desde entonces,

siento que mis pensamientos tienen vida propia,

son como duendes burlones

que se escapan obsesivos

a soplar en el borde de tus pantalones,

otras veces les gusta confundirse con el aire

y simular aromas incomprensibles

esos que cosquillean en tus labios

y te hacen volver la vista a buscarlos

sin saber que me buscas a mi

llevada a rastras

muy a mi pesar

hasta tu piel

y tú

sabiendo que estoy contigo

sin comprenderlo

sin verme

apenas presentida

olvidada

tal vez.

--------- 0---------


(Un intento de la nueva “poesía narrativa”.

¿Eso qué es?

¿Se terminó la poesía?)

domingo, 22 de mayo de 2011

VISCOSIDAD IRREFRENABLE


Sabes que somos como reptiles
deslizándonos siempre
sobre este tapete
viscoso y dulce,
a la caza de alguna gota
que le suelte canales
a nuestra sed.

Y el tiempo
impotente ante las barricadas de palabras
ante ese derroche de frutos del Sur
y aromas ecuatoriales.

Cuánto poder curativo
en esas pócimas.

Reptiles.
Silenciosos.
Hinchados de tejidos.
Volátiles.


viernes, 6 de mayo de 2011

Costurera


Esta noche,

 
mis ruedas giran


mientras arrullan el sueño del mundo


y yo giro con ellas,


apuntalando rutas en filamentos,


ansiosa de pieles


para cubrir otras pieles,


-como frutos en los frutos-



Hay algo de nido en este rincón,


lo fertilizo con retazos


-no sé si de fantasía o de lana-


Llegan tantos

a buscar mis manos contra

esa desnudez tan cierta,

para camuflar las cicatrices

que se amontonan en espejos

y en armarios.

Sobre mi anaquel,

los velos premonitorios

de promesas que la vida

va cumpliendo;

el oro se transforma

en botones,

en la sonrisa de un ajuar.


Algo de mí insinúa el mundo


cuando ondulan sus abrigos.



Así la voces callen,


mis puntadas no pierden


esa sed de revolverse


en cuerpo ajeno.