StatCounter

viernes, 25 de marzo de 2011

ESTAN NACIENDO SABIOS EN LOS CAFETINES

Cuando se hizo la luz,

un polen inflamado de tornasol

vino a apoderarse de los acertijos,

y la sombra con su camuflado silencio

echó sus suertes a todos los números.



Así se tejieron cielo e infierno,

en cópula,

en guerra,

en interrogante,

sobre la mesa sin futuro de las fórmulas,

inventando un paisaje en su gesticulación.



Implora con sus letanías la masa,

en lenguas de humo camufla esa arremetida,

ciega,

con los bastones decorados,

inventa su abrevadero de oro.



Pero ese polen mata todo el lenguaje,

destroza las gargantas durante el sueño,

es el instante de mudez en los cajones,

en el estrecho recinto que derrite la fe.

7 comentarios:

RELTIH dijo...

EXCELENTÍSIMO PENSAMIENTO, LIBRE!! CONSIDERO QUE AHORA HAY MUCHAS FRASES QUE YA NO SON BLASFEMIAS. UN GUSTAZO VOLVERLA A LEER.
UN ABRAZO

José Antonio Fernández dijo...

Vaya!! Por fin te estrenaste con un poema de los tuyos, de esos que hay que leer y releer varias veces y cada una de ellas tiene particularidades que vas capatando de ese lenguaje tan peculiar Made in Clara.
Un poema que es un verdadero Auto de Fe.
Un abrazo fuerte y sincero.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Como en muchos otros, tus vocablos tienen "eso" tan diícil de decir

Un abrazo amiga...y cada vez entiendo más algunos temas que hemos tocado

Pedro F. Báez dijo...

Es un 'querer y no poder', Clara, para aquellos que sin el numen ni las alas, intentan volar, haciéndose Ícaros de papel y sílica. Te leí cuatro veces, y así me vino. Eres densa e impenetrable, como hembra de buena cepa. Eso estimula a descubrir el manantial y su fuente, desde donde fluyes, clarísima y certera, como agua que va esculpiendo cauces sobre la geografía de laberintos interiores. Un gran abrazo y siempre mi cariño para ti.

Óscar dijo...

Ciertamente, tus poemas hay que leerlos varias veces para penetrar en su significado y en sus caleidoscópicas imágenes. Eso, claro está, es una virtud. Me ha gustado sobre todo la primera estrofa, y cómo hablas del lenguaje y recuperas esa tradición del cenáculo literario. En el último verso aprecio una cacofonía en "desarticula la"; por lo demás, fácil de solucionar.

Un abrazo, Clara.

María dijo...

Tu poema es hermoso, con un lenguaje surrealista, hay que dejarse arrastrar por esa infinita maraña de imagenes para saborear con placer tu intención.
Un abrazo

Marisol dijo...

Sé que no lo comprendo todo, pero me gustan estos poemas donde hace falta internarse y entregarse a la lectura, pero además interiorizarla e interpretarla.
Es casi un génesis pero, en tu versión, más real.
Un gran abrazo.