StatCounter

martes, 31 de mayo de 2011

HISTORIA DE UNA HISTORIA


No sé desde cuándo

empecé a despertar a tu lado,

en qué instante

me dejé invadir por la hiedra

y te acomodé en ese rincón mágico de mi lecho

donde todo es posible,

en ese jardín efervescente

que es ciego a todos los absurdos.

Porque desde entonces,

siento que mis pensamientos tienen vida propia,

son como duendes burlones

que se escapan obsesivos

a soplar en el borde de tus pantalones,

otras veces les gusta confundirse con el aire

y simular aromas incomprensibles

esos que cosquillean en tus labios

y te hacen volver la vista a buscarlos

sin saber que me buscas a mi

llevada a rastras

muy a mi pesar

hasta tu piel

y tú

sabiendo que estoy contigo

sin comprenderlo

sin verme

apenas presentida

olvidada

tal vez.

--------- 0---------


(Un intento de la nueva “poesía narrativa”.

¿Eso qué es?

¿Se terminó la poesía?)

12 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Clara:

Qué bonito, he tenido extraños presentimientos.

Abrazos.

Pury dijo...

Me ha encantado!! de principio a fin.
hecho de menos la hiedra

José Antonio Fernández dijo...

Me encantó!!
Eso de la poesía narrativa es una forma de encasillamiento como otra. Parece que se ha de pretenecer a algún grupo para ser alguien. Yo resumiría en que acabo de leer un muy buen poema porque me llegó, consiguió tocar fibra.
Me gustó mucho ese verso final "Tal vez" que deja al poema flotando.
Un poema distinto a tus habituales.
Un gran abrazo.

Óscar dijo...

Yo practico mucho eso que tú llamas "poesía narrativa", que también podría llamarse prosa poética. Tu poema, más que un intento, es un hecho consumado; más sencillo y diáfano, eso sí, para los que aún se molestan en comprender lo incomprensible. Me ha gustado.

Un abrazo, Clara.

RELTIH dijo...

ES COMO UN JUGUETEO DE SUEÑOS, DE SOMBRAS, DE DESEOS. MARAVILLOSO ESCRITO!!!
BESOS MI APRECIADA COTERRANEA

Isabel Moncayo Moreno dijo...

En tu caso no creo que se acabe la poesía, querida Clara, el poeta crea, y necesita investigar, y eso es bueno y abre caminos siempre.

yo sigo viendo poesía, un beso

Marisol dijo...

Yo también leo poesía, Clara. Poesía con esos recursos metafóricos tan tuyos que en poesía narrativa o prosa poética serán siempre sensibles y profundos.
Por cierto, ese 'rincón mágico donde todo es posible' ¿no es por casualidad este blog? a mí me lo parece.
Un abrazo.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Sigo llegando a tus intensos diálogos contigo misma, o con ese álter ego que escribe esetos poemas, y soy un encantado de tu verbo, de tu solaz, de ese fluir de río y quebarda, de ese tono armónico en que viajan tus versos... sin obstáculos... como hablando con un amigo que no te interrumpe y sólo te escucha: ¿será el papel?

Un abarzo de poeta, amiga Clara...

P.D.: Estoy maravillado, y eso no sé cómo más decirlo.

Qyмεяa dijo...

Que romántico desamor!

yo le llamo

"poesía post-moderna"

(me enseñas un nuevo caminito empedrado de caramelos y hiedras, feliz de recorrerlo)

Ciberpoeta (Cyborg-poeta) dijo...

Bello... me gustó...
...es navegar en tus palabras...

Saludos

María dijo...

Las palabras flotan con belleza en este poema de desamor.
Un abrazo,

Pury dijo...

Clara tienes algo esperándote:
http://elvalordeloesencial.blogspot.com/2011/06/hoy-va-de-premios.html
besos