StatCounter

jueves, 14 de julio de 2011

FAREWELL


Septiembre,
de algún año,
en algún lugar
que nunca fue.
Así son las historias
que pierden
su propia historia.

5 comentarios:

RELTIH dijo...

DEFINITIVAMENTE, ES HERMOSO RECORDAR. EXCELENTÍSIMO PENSAMIENTO, MI QUERIDA PAISANA.
BESOS

Alimontero dijo...

No creo en las historias que se pierden....más creo en las historias que vivimos....;-)

saludos!

Ali

María dijo...

Quizás porque las historias se disuelven lentamente en la memoria, otras, con más peso nos habitan de puntitas.
Un abrazo

Silvia E Pérez Cruz dijo...

Gracias por tu letras, siempre son buena compañía.
Un fuerte abrazo,

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Clara:

Las despedidas son tristes y mas aún cuando lo que pudo haber sido no fue.

Un abrazo, gracias por visitarme.

P.D. No puedo acceder a tu blog directamente, tengo que buscar tu perfil en el cuadro de seguidores.