StatCounter

sábado, 13 de agosto de 2011

HOY SUBASTA DE AFECTOS



Siempre estamos buscando una casa

que tenga su cosecha de naranjas,

queremos llegar a ese puerto

que resguarde las creencias.



En envoltorios de papel de seda,

en días con memoria,

vamos dejando colgados

nuestros pedacitos de ruego

luego tenemos que exhibirnos

en algún aviso de neón,

ofrecernos en la “hora feliz”

-“dos por uno”-



Más

¡más!

más de ese líquido dulce

hacia su copa embrujada.



Tal vez todo pasa porque

hay algo de nosotros mismos

que tenemos que olvidar

algo que camuflamos en catedrales,

en la caricia y sus embudos.



En la cajita de música,

mientras tanto,

el mismo silencio.

5 comentarios:

RELTIH dijo...

SI, "HAY QUE ENTREGAR SIN NADA A CAMBIO". EXCELENTE TEXTO.
UN ABRAZO

Javier Domingo dijo...

''En la cajita de música,
mientras tanto,
el silencio continúa atado
a su punto de llegada.''

El final me enamoró.

Un saludo!

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Sigues teniendo, amiga Clara, el secreto y el misterio... el códice afilado... la palabra dicha y no dicha... el mínimo común de los mortales (entre quienes me cuento).

Después de leerte varias veces, sólo consigo pasar del arrobo a la más infantila admiraciòn.

Un abrazo, poeta

Marisol dijo...

Es un poema lleno de misterio, preguntas que no logro responder, y otras tantas que no logro descifrar.
Puedo leerlo muchas veces y me deja la sensación de querer leerlo una vez más.
Tal vez porque en tu poema, 'el silencio -que habla- continúa atado a su punto de llegada'. Sí, que me impactó el final.
Un abrazo.

purplerain dijo...

Realmente sublime...Me ha encantado..Gracias por compartir tan preciosos textos. Un saludo!!

Si quiere puedes echarle un vistazo a nuestro blog:
http://jaymagallery.blogspot.com/

Gracias por todo,
María