StatCounter

domingo, 16 de octubre de 2011

Horizonte


Soy una ventana en la ventana
y me traspasan aves
que han volado por siglos
hacia un punto de partida.

6 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Hacía tiempo que no te comentaba, que no significa que no te leyera
Me gusta mucho este poema. Ese intentar llegar al infinito, como dices, hacia ese punto de partida.
Un abrazo, Clara.

Marisol dijo...

"Soy una ventana en la ventana". Clarividentes versos nos regalas hoy, Clara. Me da una idea de un ciclo infinito que es la vida, y además también un círculo vicioso dentro de ese infinito.
Tiene tu poesía elementos que te hacen única, esa capacidad de abstraerte, de inventar tu mundo poético y traerlo a esta realidad.
Un gran abrazo.

Qyмεяa dijo...

En un infinito que termina donde empieza, al retorno conduces!!!

Que bendición ser ave en migración.

Afecto y saludos te dejo colgando en una esquina, que no estorben el paso.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Es como la imagen infinita repetida de los espejos y como si un ave pudiera atravesarla sin tiempo ni espacio, me gustan esas elongaciones en tu poética.

Un abrazo

María dijo...

Es un poema circular, alude al final que es un principio, donde el yo es habitado por lo trascendente.
Bellísimo.
Un abrazo

Ranita Azul dijo...

Ser en lo que fue, creer lo que puede ser en el espacio tiempo o la situación descrita, otro más. A través de... o vislumbrar lo eterno en planos superpuestos, Sentir que estamos pero a través de nosotros hay más... ¡Me encanta esto, oh, mucho! ¿Qué haría falta para traer a tu tiempo una de esas aves? Todo se hará... Seguro.


Encantada de mi visita. Mi abrazo.