StatCounter

jueves, 29 de diciembre de 2011

Geografía a un Tiempo


Tengo una voz que es solamente para rezarte,
un oído para recoger aves en tus venas,
en ese mundo que nos santifica
entre espigas de turquesas derramadas.
Tú vienes y me elevas
porque sabes que así me construyes,
que no soy marea
pero si tierra ávida de un ojo,
de una mano
y aunque nunca llegaremos al límite,
nos verán pasar
-como fantasmas desnudos-
a un paso de la vida,
a un paso de la muerte,
en esta errante alucinación
tras los espejos.

2 comentarios:

Andrés. dijo...

Amiga, muy bello poema con un verso colofón que me encanta: "la errante alucinación tras los espejos", es en sí una definición de la poesía. Lo reitero,es un inmenso placer leerte. Un fuerte abrazo desde Canarias.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Clara, hermoso poema para un fin de año, cifrado conmo lo tuyo... hermosamente codificado... con la poesía que me dicta mi lectura y la de cada uno que lo lea...

Que le 2012 te siga sintiendo viva y poeta, son mis deseos desde el fondo de mi alegrpia de saber que existes

Un abrazo grande