StatCounter

jueves, 3 de abril de 2014

Un camino tras su camino

Duendes en el hueco de mi pared,
ratones, floreros, una paloma.


Ninguno se quedó en mis ojos
por lo tanto la rotura llama al viento.


Un nombre se ha quedado afuera.


Salgo a encontrarlo.


Se pega a mi sonido,
susurra exactitudes.


Ya llega con todo su silencio

y yo sin saber rezar.



2 comentarios:

Andrés. dijo...

Exquisito poema, amiga. Un abrazo.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Un olvido
un recuerdo
unas alabanzas
...
dos sonidos

bello poema