StatCounter

sábado, 15 de agosto de 2015

¿Otra vez instrucciones para ser feliz?






























No me interesan las verdades
porque son otra mentira.

Me seduce una canción,
la velocidad de sus tonos musicales,
la bella forma como son perseguidos
por los duendes que hoy disfrazo.

No me interesan las matemáticas
con su crueldad,
con su mirada violeta.
Quiero entrar en alguna tempestad
de esas que acaban en tres mili segundos
o en un terrón de azúcar y su locura,
en su baile de gitano,
en su pasión sudorosa.

¡Un terrón de azúcar podría ser mi salvación!

O mejor una historia recién inventada
de esas que nunca me contó mi madre.

Vengo de no sé dónde,
-un lugar que conozco bien-
y voy hacia quién sabe cuándo
-es decir-
voy convencida de no sé qué.

Así es la vida.

No me interesan las verdades.


No hay comentarios: