StatCounter

domingo, 8 de mayo de 2016

MARÍA MADRE

Esta fue mi mujer.
Mi mujer volcánica.
La que amaba los remolinos.
La de un sólo ojo como dios.
Esta fue la que me invadió.
La que vino yéndose desde otras.

La que dejaré quedándome en las demás.


No hay comentarios: