StatCounter

lunes, 9 de mayo de 2016

TESTAMENTO V

No me digas madre
dime solo mujer
o llámame por mi nombre.
No me agradezcas nada
la fuerza de la naturaleza
no deja mayores opciones.
Lo mismo hubiera hecho
si hubiera sido leona o zarigüeya.
No te sientas culpable si me olvidas,
olvidarme es tu derecho, tu obligación.
No me felicites el día de la madre
no me traigas flores ni regalos
a menos que alguna vez quieras hacerlo
porque me consideras una más de tus amigos.
Si ya no te sirvo no me busques
no me tengas compasión ni cargues conmigo.
No te sientas obligado
la cuenta hace mucho tiempo está saldada.
Todos los pasos llevan a la vida
no se vale retroceder ni mirar atrás.
Fuimos dos que se cruzaron en su viaje
estuvimos juntos entre emociones, mar y cielo
luego nos separamos y eso fue todo
                                          nada más.