StatCounter

martes, 24 de marzo de 2009

POEMA OSCURO

De tanto darle luz a las pupilas
ha quedado la ceguera en laberintos,
solamente la materia grita la verdad
entre seres que defienden su carcasa.

Ilusión es ésta que aceptamos
en el imperceptible respiro,
a la vida hay que inventarle un esqueleto.
¡Que temible mirar ese vacío!
Pues ahí las tinieblas son el tiempo.

Qué será mañana cuando el abismo
desvele su realidad en los caminos.
Será el final de esta tonta infancia,
se arrastrará la nada con su perfil de ley,
inocuos, sin misiones, ni ideales.
Simplemente sombras
en tránsito hacia el caos.

miércoles, 18 de marzo de 2009

MATERIALIDAD

Cómo pesa esta condena
a vivir disfrazados de materia.

martes, 10 de marzo de 2009

HAIKUS
Renace el bosque,
una tumba de troncos
esconde el suelo.
..............................
Vengo del ayer
a subirme en tus naves,
trázame el amor.
..............................
Cae la tarde,
los piés del viento brincan
entre las faldas.
...............................
Ruge el invierno,
duerme el oso en su cueva,
con esperanzas.
...............................
Hay tanta nieve,
quien diría que esconde
la primavera.
..............................
Hay tanto frío,
cuántas sombras nocturnas,
y tu recuerdo.
..............................
Hoy tardó el cielo
en mojar horizontes,
mas no a las almas.
...............................
En esta playa
el mar durmió en su calma
y tu en mis brazos.
................................
En este nido
que hoy solo es un cadáver,
hubo alegría.
................................
Dejaste un hueco
relleno de recuerdos.
Así soy feliz.
................................
Son tantos días
galopando las ansias,
y tu amor lejos.
................................
Ruge el volcán,
el alma de la tierra
calma sus bríos.
................................
Sobre la playa,
un incesante himno
es la marea.
..............................
En esta playa,
los piés de los nativos
son hechos de mar.
..............................
Cual copa muda,
resistirá la tierra
la voz del fuego.

jueves, 5 de marzo de 2009

EL FRUTO DE UNA ESPERA



La línea del horizonte está nítida
y así puedo ver tu figura,
con esas manos tuyas
que llevan esperando tanto.

No hay tiempo
que acabe con los sueños,
no hay error contra la felicidad.

Me atreveré a ti,
a que rompas la luz de las horas
con tu lento caminar,
a esperar contigo en la caricia
nuestro mutuo silencio.

domingo, 1 de marzo de 2009

ESPINAS DE COLOMBIA ENFERMA


“Colombia solo le duele a los colombianos”.
I.
Deshilan los ríos
vivos y muertos
de un mismo color.
II.
En la mortaja
alucinaciones de paz.
III.
Renacidos
arrastran del imposible
los regresos.
IV.
En aguas de rabia
la juventud cede
su ruta sin retorno.
V.
Pupilas de metal
callan los cadáveres.
VI.
En el miedo
manos se juntan
buscando el ruido de sus venas.
VII.
La injusticia
por las vetas del campo
desagua su veneno.
VIII.
Cercenada
su médula de vergüenza
el poder destila
secreciones de su trama.
IX.
Los compases de un líder
despiertos simulan
y en el sueño tiemblan.
X.
El engendro
nos inventa a su tamaño.
XII.
Lenguas amordazadas
se resignan
a su caverna de complicidad.
XIII.
Deslizamientos de alcohol
arropan las culpas.
XIV
Por fuera de su aliento
la esperanza consuela
su materia desahuciada.
XV.
Un dios de fuego
incinera la lógica
del dios humano.
XVII
De tanto golpe negro
la vida solo accede
a su vocación de abismo.
XVIII
A lo lejos
con candados de sangre
nuestra herencia.
VIERNES A LAS CUATRO
A esta tarde le falta el relámpago de una palabra,
cae en un mundo sordo.

Hay temblores hoy,
con este hielo,
con este peso de campanas dolientes.
Una señal se contorsiona en el reloj
y desnuda una avalancha,
un río de imágenes rotas.

Hay que destajar este tiempo,
cepillarle los flancos desgarrados,
enseñarle las buenas maneras,
a ser paciente,
a susurrar el tema de la espera,
como espera una mirada su tono acompañante.

De no ser Viernes hoy,
no tendría este aire tantos ojos ciegos,
ni ese anillo de soledad ceñiría aquel reloj.
De no ser Viernes ahora,
vestiría esta estación su traje de normalidad,
sin traspasar tanta sustancia,
sin doblarla.
Esta tarde está cayendo hacia el foso de la nada,
a su tumba de miserias,
a su cofre derrotado.