StatCounter

jueves, 30 de abril de 2009

EL VAGABUNDO



Sabor de calle en sus ropas,
de tierra,
de polvo.
En su boca un aliento prohibido,
sus pasos al margen de todo,
sin memoria,
sin horarios,
sin hermano.

Dicen,
que la vida pasa a su lado,
que está loco,
perdido.

Pero en sus manos
mas libertad que en las nuestras,
expone con descaro la nada que somos,
la verdad que escondemos,
que tantas luchas no nos dan sustancia,
que la vida es la misma
si estás adentro o afuera

Todos somos ese hombre camuflados.
El tiempo nos impondrá su misma miseria ,
infinitamente diminutos,
efímeros.

Al final,
¿Cómo saber quién es el loco?
H A I K U


De luz y sombra,
en amoroso abrazo,
brilla el eclipse.
H A I K U


Y es que la rosa,
pinta su corazón
con colores de pétalos.

sábado, 25 de abril de 2009

AL SON DE GEORGE JONES




Fue difícil
cuando decapitaste el final en esta historia,
sufrir tu piel descamada, su tono de fuga,
y que invocaras del pasado mis traspiés,
como resbaladiza eternidad entre tus folios.

Yo no encuentro tu perfección en estas ruinas,
y aún así, hiere jadeante tu sentencia,
dispersando sin piedad todos mis huesos.

Ahora sigo en la ruta gris, arañando el tiempo,
detallando los menguantes del paisaje,
sorbiendo el silencio de estas venas
que inclinadas surten de cenizas a la mies.

Y no obstante lo difícil,
insiste el paraíso con nuevas campanadas.
AYER TE VI


Ayer te vi.
En tu mirada estaba yo
y por estarlo era tristeza
-la derrota de los aires-.

Como huecos entre tus cejas,
esos ojos no eran los míos,
tan feroces como puntas,
tan extraños como muros.

Así me llevas ahora.

Y fueron tantos nuestros soles,
hoy vaciados en la nada.

domingo, 19 de abril de 2009

CENIZAS


Porque fuiste lumbre
que encegueció mi cordura,

tuve que apagarte.
FANTASMAS

Imágenes hipnóticas
me obligan a cerrar los ojos.

En el hueco del pasado
recorro tu piel.

viernes, 10 de abril de 2009

EL AMOR

(Autor de la foto: Rtp Photography- Flickr)
El amor devora tu materia
te engulle en su caracol delirante
,
y te pierde para siempre en su brea.

Tus pensamientos flotan en círculos
como puntos de luz en espiral
,
la respiración transmuta en cascadas
que conducen al ahogo.

Avasalla los espacios el amor,
inundando el aire de tenues filos,

por las paredes chorrean lacas de miel
que a tus ojos llegan para inventarlos.

La inconciencia del amor
es la nitidez del corazón,

una sola estación rige
las edades en el fuego,

un solo punto entre luces
escribe en la sonrisa.

Llega el amor
con su mirada erguida,

con raíces y con alas,

llega y te posee
,
una viscosidad lame tu piel,

te aprieta con su aliento reptil.

Convertido en cárcel
el amor te libera,

y te vuelves inflamable
,
lleno de voces rojas,

te sale sangre por los ojos
y tus labios tiemblan
en bailes de seda.

Antes del amor es la mudez
y después es el silencio.
En el trayecto
la vida exhibe sin pudor
sus gritos de fuego.

El amor respira sin palabras
incesante en su única nota.
El amor es sólo aullido
de una boca que se traga
todos los espacios.

El amor no tiene manos,
solo dedos,

solamente tacto
que eterniza los suspiros.

Y siempre ahí contigo,
el amor,

aun en la soledad,

el amor dibuja su hueco
o imagina nuevos rastros.
Siempre ahí,

tal vez lamiendo viejas huellas
o cambiándose la piel.

El amor
recoge tu vida de la nada
para suponerla un sueño.

El amor
deposita en tus venas
la ruta de algún dios.


viernes, 3 de abril de 2009

ROSA MUERTA



No sé por qué quisiste
que las raíces desafiaran al relámpago,
bien sabes que hay fundamentos
que tienen misión de ruina.

Tal vez es cierto que eres un suicida,
nada mas claro que el filo de ese cuchillo,
esa garganta que derrochó la siembra,
tirando los brotes al abismo.

Todo lo bello levita en una esfera,
todo amor flota entre cristales,
hay que entender esa ley de espuma,
respetarle su gesto dorado.

En fin,
de qué vale salvar esta nada de la nada.

miércoles, 1 de abril de 2009

HAIKU
La primavera
tiene corazón verde
y alma de flores.
POEMA INCONCLUSO



Para escribir este poema requiero,
que tus manos suelten la esencia
que atrapas en las sombras.

Tendrás que descubrirle
la piel al sentimiento
y colocarlo en mi vientre
con su desnudez de fuego.

Necesito tus palabras
acurrucadas en mi aire,
con sus cuerdas de seda
y sus formas de azúcar.

No nacerá el poema
sin que tus brazos
se rindan a mi cárcel,
o sin que dejes que te ponga
el sello del delirio.

Hay poemas de poemas,
y este es uno de ellos:
Un poema
inconcluso.