StatCounter

viernes, 18 de junio de 2010

TESTAMENTO CON HEREDERA UNIVERSAL

La tierra tiene una voz que se me vuelve piel,

me aguijonea con su perfume, con su idioma,


y soy esos jirones cruzados de caminos,


de un valle que habla, del lenguaje de su estrella,


del agua que penetra con su curva, con danza.




El paisaje me acuna en sus brazos de montaña


y me deja pensando que soy parte del polvo,


que me amarán sus muertos, su extremidad oscura,


y que es mi destino multiplicarme en semillas.




Me despierta el horizonte animado en su sed,


abre sus ojos para dilucidar mi tiempo,


veo desperdigados los pedazos de leyenda,


las huellas de mis uñas tiritan en los años


y calla la sombra que desenmascaró el beso.




En las vetas de mi mármol se eterniza el mundo


me entibia las aspas, giran en su respiración,


dejo ahí las tallas con mi cincel de historia


en los brazos de trayectos rotos, en olvido.




El orbe va armando mis avisos descarriados


justo en ese folio que contiene tantas pausas


y se descongela entre recodos envolventes


en suaves brochazos que desatan silencios.




Hoy sé que sus fuentes me visten con su falda,


he sabido del azúcar, del fuego de un parto,


del oro en la dádiva que me trajo la luz.



La tierra succiona la materia con que me hizo,


imparte su sentencia de moldear los espacios,


único, determinado fin, lo exige todo,


he de regar su aliento, esparciré su aroma,


algún día de ofrenda me arrancará su obsequio.

sábado, 12 de junio de 2010

VIACRUCIS DEL TIEMPO EN LA MEMORIA





















Los recuerdos son sofismas que rotan en los muros



desechos que van dejando su exquisitez descolgada


son la vida misma


con esa tinta que no retiene su sustancia.






Recordar es recoger un fruto que desconoce el fin


como un pasadizo encriptado en el tiempo


cultivar ahí una cerradura y un interrogante


mejor es aceptar el sol con su puerta derramada


escuchar su embrión en sinfonía


mejor es ser aquello que es


ahora


hoy.

jueves, 10 de junio de 2010

MISCELÁNEAS.


Desde antes de nacer, basta que te pongan un nombre para que se comience a inventar tu vida. Cuando te mueres, ese mismo nombre en la lápida es lo único que sobrevive. Por lo tanto, tu nombre vive más que tú.



Cuando habla mi otro yo, yo callo.



La vida es la construcción de un puente en la cual los errores y fracasos van abajo constituyendo los cimientos, y los triunfos y aciertos van arriba haciendo el camino del puente. Lo malo es que al final, no importa cuan largo o fuerte haya quedado el puente, este siempre se cae.


Si sabemos que la oscuridad será la dueña, ¿por qué nos empeñamos en apagar nuestras únicas luces?




Tengo cuatro palabras y dos sonrisas que me preguntan por ti.







viernes, 4 de junio de 2010

LETANÍA PLUSCUAMOROSA


























Amor, eres el puente que contradice el frío,



llegas a medianoche a armarle versos al sueño,


turbados mis vidrios, deciden ser las ventanas


y licuo mis celdas con ligaduras de fruta.






Amor, yo te amo por inventarme el absurdo,


por subirme al astro que renunció a las elipses,


porque he atado mi piel al tornasol de tu escama,


esperando el infinito en intangible espera.






Amor, cuánto hierro ha renunciado a su atadura,


aún me parece ver esa coraza sin norte,


ahora sólo en el beso inventamos piruetas


y en tardes de grito se consolidan las luces.