StatCounter

martes, 26 de abril de 2011

LOBA





Mírame con mis ojos.

Quiero reconocer

el calor de mis aguas,

mirar en el tiempo

esas travesías,

quizás las luchas

que no quise abandonar.

Aúlla.

Quiero conocerte.

Sé que estás ahí,

cuando aparto la mirada

             para no morder,

cuando espero la noche

y armo una cama

de luna y candela.

Saldré en la sombra

a recolectar tus huesos,

los despertaré

con mi canto de siglos.

Sé que estás ahí.

Porque adivino el futuro,

lo que callan las puertas,

porque sé donde está

el hogar de mi sangre,

porque soy música

y sabia

y bailarina de viento.

Te siento,

en el infinito mundo

detrás del silencio,

agazapada y triunfante,

marea en el instinto.

Aúlla,

como siempre,

debajo de mi almohada,

renaciendo en el revés del día,

con tus garras de dama.