StatCounter

sábado, 23 de septiembre de 2017

INVITACIÓN A LEER




Invito muy cordialmente a leer mis poemas publicados en la Revista latinoamericana de poesía "La raíz invertida" 
¡GRACIAS!

Por favor dirigirse a este link:

http://www.laraizinvertida.com/detalle.php?Id=2177


domingo, 25 de junio de 2017

SUBWAY-NEW YORK

Estoy dentro del vagón
en dimensión paralela con el resto de malditos.

Las lecciones de buena educación ordenan:

No os miréis
mirad sólo lo que cargais en el hígado
                    vuestra ciudad nocturna

no recordéis la condena subterránea
dormid mejor dos minutos
junto a la fruta prohibida

estad atentos a los paquetes peligrosos
mas ignoraos los unos a los otros
recordad que el valor de un penny tiende a cero

no os acerquéis a las puertas eléctricas
en pedazos costais menos que un penny

esquivad los charcos de orines
afuera igual hiede a zombie
a ladrillo avinagrado
a coliseo romano

mirad sin parar vuestro teléfono móvil
no vaya a ser que os surja un pensamiento
-----------------------que destruya el universo

acostumbraos a la suciedad
no vaya a ser que lavéis vuestras sábanas

no habléis nada entre vosotros
no vaya a ser una revolución.


domingo, 29 de enero de 2017

Madre: ¿Si te escribo me leerás desde el universo?

Madre:
¿Si te escribo me leerás desde el universo?

¿Sabrás allá donde ahora estás,
-entre la insinuación del sueño y el infinito-
que ahora estoy vieja como tú,
que ahora ya puedo comprender
las razones de tus esquinas resbaladizas,
tus cultivos de frailejones congelados
y la expresión poligonal de tu rostro?

Madre,
tal vez te viera llorar si ahora me vieras,
tú,
que amabas mi belleza,
mientras yo esperaba la voz que aún espero.
Ahora todo viaja
hacia un punto amargo de reconciliación,
hacia el fracaso,
hacia la paz unilateral de la tierra.

Mira,
ya puedes llevarte las puntas de los alfileres,
los verbos de mis sílabas pulverizadas.

Yo aprendí lo que tú querías aprender,
madre léelo desde el infinito.

Yo escribí lo que tú querías escribir,
madre,
llévate los deseos sin herbario.

Me decidí a ser feliz,
espanta la víbora debajo de la cama.

También grité, luché
y no quise regalar ni una sonrisa.
Madre,
la gente me miró entonces con desconfianza.
¡Grita victoria mujer!
¡Descansa en paz!

En mi jardín hoy tengo las flores exactas
-faltarás siempre tú-
pero ahora ya estoy vieja,
ya puedo comprender tu furiosa despedida,
el injerto en tu alma,
la forma curva de las distancias.
Ya puedo comprender
el significado de las palabras

…………….que nunca dijiste.