StatCounter

jueves, 22 de octubre de 2009

HAIKU


Danza una hoja,



inocente de un nido


que bulle vida.

4 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

nada detiene a la vida ...ni siquiera el vuelo de una hoja....

Clara Schoenborn dijo...

Así es abuela. Gracias por comentarme. Un abrazo.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Cuando uno llega a escribir Haikús (o Haikúes) ya es un poeta de alto vuelo

Me quito el sombrero, y otra vez te saluda

Clara Schoenborn dijo...

Gracias otra vez, de todo corazón.Besos.